PUBLICIDAD
estrategia sustentable

Aviación sostenible: cómo el sector está trabajando para reducir sus emisiones

Las principales empresas están desarrollando nuevos combustibles para alcanzar la meta del 1.5° del Acuerdo de París. Cómo lo hacen desde Airbus, LATAM y GE Aviation.

Aviación sostenible: cómo el sector está trabajando para reducir sus emisiones

La aviación es uno de los seis sectores que, junto con el cemento, el acero, los plásticos, el transporte por carretera y el transporte marítimo, representan aproximadamente el 30% de las emisiones mundiales anuales de carbono, según un informe de la Coalición de Cielos Limpios para el Mañana (Clean Skies for Tomorrow).

//Mirá también: Turismo “verde”, la moda de descanso más elegida en la post pandemia

En este contexto, la Comisión Europea alerta que, a mediados del siglo XXI, la demanda de vuelos podría aumentar las emisiones de GEI de la aviación en más de un 300% con respecto a los niveles de 2005. Por lo tanto, a medida que se recuperen los viajes luego de la pandemia, la aviación volverá a producir aproximadamente el 3% de las emisiones globales totales de GEI.

La aviación volverá a producir aproximadamente el 3% de las emisiones globales totales de GEI.

En un contexto donde es urgente la descarbonización para cumplir el objetivo del 1.5° del Acuerdo de París, la aviación también debe hacer su parte. Así, varias empresas del sector asumieron compromisos cero carbón y están experimentado e innovando en el uso de combustibles de aviación sostenibles (SAF, por su siglas en inglés), que es un combustible no convencional, producido a partir de materias primas renovables o derivadas de residuo, que puede incluir aceites de cocina, grasas, desechos municipales y residuos agrícolas, entre otros.

Para conocer más sobre el uso del SAF y el trabajo que viene desarrollando el sector, desde Economía Sustentable dialogamos con los principales actores involucrados.

Airbus Latinoamérica y el Caribe

“En 2021, la industria de la aviación -incluyendo a Airbus– se propuso a largo plazo el ambicioso objetivo climático de cero emisiones netas de carbono para 2050, confirmando el compromiso de las aerolíneas del mundo, los aeropuertos, la gestión del tráfico aéreo y los fabricantes de aviones y motores para reducir las emisiones de CO2, en línea con el objetivo de 1,5ºC del Acuerdo de París.”, comienza explicando Arturo Barreira, presidente de Airbus para Latinoamérica y el Caribe.

//Mirá también: Copa Airlines realizó vuelo comercial con combustible de aviación sostenible

En esta línea, explica que “el combustible de aviación sostenible (SAF) es un combustible alternativo de eficacia probada que puede reducir las emisiones de CO2 del ciclo de vida hasta en un 85% en comparación con el combustible convencional”.

«El combustible de aviación sostenible (SAF) es un combustible alternativo de eficacia probada que puede reducir las emisiones de CO2», dice Barreira.

Asimismo, el SAF es un combustible de uso inmediato que apenas afecta a los productos y operaciones de las aeronaves. “También es una solución inmediata de reducción de carbono que ya está disponible para su uso en todos los aviones Airbus”, agrega Barreira.

Desde Airbus, creen que el SAF es una de las mejores soluciones de descarbonización de la industria aeroespacial que puede utilizarse tanto en las flotas en servicio como en las flotas de vuelo del futuro.

En este camino, Airbus ofrece desde 2016 vuelos de entrega propulsados con SAF desde sus centros de Toulouse (Francia), Mobile (Alabama, EE.UU.) y Hamburgo (Alemania). Esta opción pronto se ampliará a otros centros. Hasta la fecha realizaron más de 80 vuelos de entrega para más de 10 empresas clientes.

Asimismo, como parte de la estrategia global para descarbonizar sus operaciones y su sistema industrial, comenzó, en diciembre de 2019, la introducción progresiva de SAF para alimentar sus necesidades de transporte industrial a través de la flota Beluga.

Airbus ofrece desde 2016 vuelos de entrega propulsados con SAF desde sus centros de Toulouse (Francia), Mobile (Alabama, EE.UU.) y Hamburgo (Alemania).

Por otro lado, durante 2021, realizó un vuelo 100% SAF con el A350, el A319neo y con su helicóptero H255 y este año, el A380 voló con SAF a base de aceite de cocina.

Todos los aviones de Airbus están actualmente certificados para volar con un 50% de SAF. El objetivo es lograr la certificación del 100% de SAF para el final de la década, por lo que siguen probando y volando para lograr este objetivo.

Consultado por el principal desafío, Barreira responde que sigue siendo el uso general del SAF en el mercado. “Todavía queda mucho trabajo por hacer para fomentar su adopción, que representa el 0,03% del uso de combustible y menos del 1% de los vuelos operados (2020). Los incentivos y las políticas a largo plazo que fomenten el uso de SAF serán esenciales en este sentido. La creación de una capacidad de producción significativa debe estar motivada por mecanismos de mercado adecuados que hagan más atractiva la inversión.”

LATAM

Por su parte, el Grupo LATAM anunció el objetivo de incorporar un 5% de combustible sostenible al año 2030, privilegiando a productores de Sudamérica. “Este consumo representa la reducción de 580 mil toneladas de CO2 al año, lo que equivale a las emisiones personales por año de más de 270 mil habitantes en la región”, detalla Johana Cabrera, Subgerente de Sostenibilidad Grupo LATAM.

//Mirá también: Qué provincia aprobó una ley que busca prohibir los plásticos de un solo uso

Con respecto al desarrollo de este tipo de combustible en Sudamérica, Cabrera asegura que la región tiene un gran potencial para producir SAF en términos de recursos naturales y expertise, por ejemplo, con el WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) se estima que Brasil podría producir el 35% del SAF mundial al 2030.

El Grupo LATAM anunció el objetivo de incorporar un 5% de combustible sostenible al año 2030, privilegiando a productores de Sudamérica.

“También, el hidrógeno verde, donde Chile tiene un rol de liderazgo a nivel mundial, puede ser usado para producir combustible sintético (SAF), pero todavía no hay oferta local. Para que el SAF sea una alternativa viable el rol de los gobiernos y la colaboración público-privada es esencial”, asegura Cabrera.

En cuanto a los desafíos, la subgerente expresa que “como grupo de aerolíneas más que hablar sobre los desafíos para el desarrollo podemos hablar sobre los desafíos para su uso e implementación. Si bien los SAF tienen el potencial de reducir hasta un 80% de las emisiones convencionales, las cantidades de SAF a nivel mundial, y especialmente en Latinoamérica, son limitadas, y no está disponible a una escala comercialmente viable”.

Por lo tanto, para que el SAF sea una alternativa viable en términos de producción, escala y precio, el rol de los gobiernos y la colaboración público-privada es esencial para establecer el marco legal-regulatorio, promover investigación y desarrollo, implementar incentivos financieros para la producción y uso de SAF, entre otras condiciones habilitantes para este mercado.

GE Aviation

“Buscamos crear un futuro de vuelos más inteligentes y eficientes”, adelanta Andrés Soler, director General GE (General Electric) Infrastructure Querétaro y agrega “En GE Aviation estamos apoyando las iniciativas del sector para aprobar y adoptar el combustible de aviación 100% sostenible (SAF) y colaborar en un nuevo programa de demostración en vuelo para probar la combustión de hidrógeno con cero emisiones de carbono”.

//Mirá también: Los gigantes de la aviación mundial apuestan por el transporte aéreo eléctrico

En este camino, desde 2007 participan en la evaluación y calificación de SAF y trabajan con los productores de este combustible 100% sostenible, los reguladores y los operadores para garantizar que pueda ser ampliamente adoptado para su uso en la aviación.

En noviembre 2021, United Airlines realizó el primer vuelo de pasajeros del mundo con SAF. El avión fue impulsado por motores LEAP-1B desarrollados por CFM International, una empresa de GE Aviation y Safran Aircraft Engines.

GE también investigaron el uso de SAF en sus motores.

“En paralelo, en GE también hemos estado investigando el uso de SAF en nuestros motores: Etihad Airways y British Airways han usado una mezcla que contenía este combustible en sus vuelos recientes”. A su vez, están trabajando con Emirates en planes para volar utilizando 100% SAF en 2022.

Por último, consultado por los desafíos, Soler indica que “Nuestro mayor desafío es lograr flexibilidad del combustible en los futuros diseños de los motores. Más allá del aspecto tecnológico, se requiere el establecimiento de procedimientos operativos, el desarrollo de nuevas infraestructuras y, en última instancia, la certificación de un producto”.

Así, el desarrollo y mejora de los combustibles alternativos actuales y futuros requiere un esfuerzo coordinado de todos los actores de la industria, en conjunción con políticas regulatorias que estimulen la investigación de nuevas fuentes sostenibles de combustión.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 09/06, 3:58 pm