PUBLICIDAD

Glovo busca ser «carbono neutral» para 2021: su estrategia para lograrlo

"No se puede seguir considerando el cambio climático como un riesgo abstracto que no sucederá nunca", explicó su gerente de responsabilidad social.

En diciembre de 2019, Glovo anunció su compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono para finales de 2021.

«La crisis de la COVID-19 no debería frenar nuestros esfuerzos para reducir las emisiones de CO2. Al contrario, debería recordarnos la necesidad de cuidar de las personas y el planeta antes de que sea demasiado tarde», escribió Sébastien Pellion, el Head of Social Impact de la empresa, en una publicación.

Asimismo, explicó que no se puede seguir considerando el cambio climático como un riesgo abstracto que no sucederá nunca.

Desde el primer día, la sustentabilidad ha formado parte del ADN de Glovo: el modelo de reparto de último tramo ya es más eficiente en carbono que la logística tradicional, dado que un tercio de los repartidores que colaboran con la plataforma usan bicicletas.

Dia y Glovo se alían para repartir la compra en 109 ciudades españolas

«Si se utilizaran los vehículos que suelen emplearse en la logística urbana, ¡habrían emitido más de 12 000 toneladas adicionales de dióxido de carbono en 2019!», comentó.

Compensación de CO2

Como primer paso hacia la neutralidad de carbono, a partir de ahora, la firma a compensar el 100 % de las emisiones de CO2 derivadas de los vehículos de los repartidores.

Esto lo harán invirtiendo en créditos de carbono a través de Pachama, una empresa tecnológica especializada en el control de proyectos de reforestación.

¿Por qué Pachama? Desde la empresa explicaron que «es la empresa de compensación de carbono por excelencia». La tecnología de Pachama es única, ya que puede validar con precisión cuánto carbono capturan y almacenan los bosques.

Para ello, utiliza imágenes satelitales y LIDAR (un radar que usa ondas de luz visible en lugar de ondas de radio) para detectar dónde están los árboles y su altura.

Basándose en las imágenes 3D de los bosques, y algunos datos recopilados sobre el terreno, Pachama utiliza el aprendizaje automático para extrapolar cuánto carbono se almacena en áreas similares.

Glovo es la segunda empresa tecnológica en anunciar una asociación con Pachama, justo después de que Microsoft lo hiciera en Norteamérica. Hasta la fecha, ya la firma compensado todas las emisiones del primer trimestre de 2020.

Esto equivale a 6363 toneladas de CO2, casi lo mismo que las emisiones de 20 aviones que transportan a 300 personas en un viaje de ida y vuelta entre París y Nueva York.

Glovo se lamenta: "España es el único país que ha judicializado el modelo  de nuestros repartidores" - Libre Mercado

«Hemos invertido nuestros créditos de carbono en un proyecto de reforestación en la región de Madre de Dios de la Amazonía peruana, a través del cual ayudaremos a proteger alrededor de 14 000 árboles durante todo el año», explicó el vocero de Glovo.

Neutralidad 2021

Además de sus esfuerzos de compensación, la empresa está trabajando en una estrategia de reducción de las emisiones de carbono, con el fin de alcanzar su objetivo de ser completamente neutrales en carbono para fines de 2021:

● Están tratando de reducir la distancia total que recorren los repartidores aumentando la eficiencia de las entregas mediante la agrupación de los pedidos (de manera que el mismo repartidor pueda distribuir varios pedidos a la vez).

● Están diseñando soluciones para que todos los Partners utilicen envases sustentables en sus pedidos de entrega a domicilio. En 2019, crearon GlovoStore, donde sus Partners pueden obtener descuentos por la compra de envases de materiales reciclados o reciclables en España, Italia y Portugal.

● Comenzaron a utilizar la arquitectura de la aplicación para acelerar la transición a una economía más circular: en mayo, implementamos la función de solicitud de cubiertos al finalizar la compra en la aplicación.
Para cada pedido, ahora, se pregunta a los clientes si necesitan cubiertos de un solo uso con la comida, con el fin de reducir la generación de desechos y CO2 de un recurso que podría aprovecharse mejor. Es un buen ejemplo del efecto positivo que podemos tener en los cambios de comportamiento a través de nuestra plataforma.

● Por último, aunque no por eso menos importante, están tomando medidas para combatir el despilfarro de alimentos –la mayor fuente de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero de Glovo– mediante iniciativas conjuntas con diversas ONG para recolectar las sobras de comida de los restaurantes de nuestros Partners y distribuirlas a cocinas de alimentos.

«Seguiremos trabajando para construir un modelo de logística urbana más sostenible y eficiente en carbono innovando junto con nuestro ecosistema de usuarios y utilizando nuestra plataforma para impulsar el cambio en la forma en que producimos, distribuimos y consumimos en nuestras ciudades», concluyó el vocero.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 08/10, 3:05 pm