PUBLICIDAD
¿Por el cambio climático?

Para la ONU, el mundo se enfrenta a una crisis alimentaria "sin precedentes"

El número de personas con hambre pasó de 282 a 345 millones en los primeros meses del año. "Todo indica que aún no hemos visto lo peor", alertó el organismo.

El dato es alarmante y una de las causas es la crisis climática. Durante los primeros meses de 2022, el número de personas con hambre en el mundo creció de 282 millones a 345 millones, según la ONU.

//Mirá también: Día Internacional contra el Desperdicio de Alimentos: se desechan cerca de 1.300 millones de toneladas anuales en el mundo

"El mundo corre el riesgo de sufrir otro año de hambre récord, ya que la crisis alimentaria mundial sigue llevando a más personas a niveles cada vez más graves de inseguridad alimentaria", advirtió este jueves el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en un llamado en vísperas del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra el 16 de octubre.

El número de personas con hambre en el mundo creció de 282 millones a 345 millones,
según la ONU.

A su vez, explicaron que el plan de operaciones de la agencia alimentaria de la ONU para 2022 "es el más ambicioso de su historia y prioriza las acciones para evitar que millones de personas mueran de hambre".

"El Programa amplió este año sus objetivos de asistencia alimentaria para llegar a la cifra récord de 153 millones de personas, y a mediados de año ya había prestado asistencia a 111,2 millones de individuos", agregaron.

Las causas de la crisis alimentaria

Desde el PMA detallaron que la crisis alimentaria mundial que vive el planeta tiene varias causas: las alteraciones climáticas, los conflictos y las presiones económicas.

//Mirá también: El 72% de los argentinos cree que los intolerantes a la lactosa no pueden consumir lácteos

La crisis alimentaria mundial que vive el planeta tiene varias causas: las alteraciones climáticas, los conflictos y las presiones económicas.

"Nos enfrentamos a una crisis alimentaria mundial sin precedentes y todo indica que aún no hemos visto lo peor. En los últimos tres años las cifras del hambre han alcanzado repetidamente nuevos picos. Déjenme ser claro: las cosas pueden empeorar, y lo harán, a menos que haya un esfuerzo coordinado a gran escala para abordar las causas profundas de esta crisis. No podemos permitirnos otro año con cifras récord de hambre”, sostuvo el director ejecutivo del Programa, David Beasley.

¿Cuáles son los países más afectados? Desde el PMA precisaron que ayudan a combatir el hambre en cinco países: Afganistán, Etiopía, Somalia, Sudán del Sur y Yemen.

Guerra Ucrania-Rusia, eje del conflicto

La guerra en Ucrania alteró el comercio mundial, aumentó los costes de transporte y los plazos de entrega y dejó a los agricultores sin acceso a los insumos que precisan. "Las consecuencias sobre las próximas cosechas repercutirán en todo el mundo", sentencia el organismo internacional.

//Mirá también: La ONU advierte que el 50% de los países no está preparado frente a catástrofes naturales

"Los afectados por la frecuencia e intensidad con la que se suceden las alteraciones climáticas no tienen tiempo suficiente de recuperarse entre un desastre y otro. Así, la sequía sin precedentes en el Cuerno de África está empujando a más personas a niveles alarmantes de inseguridad alimentaria, mientras se prevé una hambruna en Somalia", añaden.

La sequía sin precedentes en el Cuerno de África está empujando a más personas a niveles alarmantes de inseguridad alimentaria.

En este sentido, detallan que la capacidad de respuesta de los gobiernos "se ve limitada por sus propios problemas económicos -depreciación de la moneda, inflación, problemas de endeudamiento- mientras aumenta la amenaza de recesión mundial".

Por último, destacaron que las actuaciones preventivas son el eje de la respuesta humanitaria para la protección de los más vulnerables y esperan que "un elemento central del programa de la 27ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2022″.

Desperdicio de alimentos

De acuerdo a la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, se calcula que cerca del 30% de la producción total de alimentos se desperdicia a lo largo de toda la cadena productiva, desde su cosecha hasta el consumo en hogares.

//Mirá también: Google busca contribuir al cuidado del medioambiente y la sustentabilidad, ¿cómo lo hará?

En un mundo donde 3.100 millones de personas tienen dificultades para acceder a dietas saludables y 828 millones pasan hambre, se vuelve fundamental implementar técnicas que ayuden a reducir estas situaciones.

Al trasladar estos datos a la alimentación, si se analiza el desperdicio de alimentos en relación a la pérdida de nutrientes, se calcula que una persona pierde la posibilidad de acceder a 40.385 Kcal por año. Esto significa que un porcentaje significativo de nutrientes se pierden en la parte final de la cadena alimentaria, impidiendo así su consumo.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 14/10, 9:41 am