PUBLICIDAD
Más emisiones

Crisis energética: la drástica medida que tomó Alemania para afrontar el invierno boreal

La primera economía europea se esfuerza en reducir su dependencia de las importaciones energéticas rusas luego de la guerra en Ucrania con una energía poco amigable para el medioambiente.

Con fundamento en la decisión que tomó la Unión Europea de declarar a la energía nuclear son inversiones sostenibles y “verdes”, una potencia europea activa el plan de «mantener activas» tres centrales nucleares para afrontar el invierno boreal ante la crisis energética que desató la guerra de Ucrania.

//Mirá también: Informe de la ONU señala que durante 2030 habrá una catástrofe natural por día en el mundo

¿De qué potencia se trata? De Alemania, que anunció que creará las «bases legales» necesarias para mantener abiertas las tres centrales nucleares en funcionamiento hasta mediados de abril ante la crisis energética, según informó el canciller Olaf Scholz.

Europa planea reconocer a la energía nuclear y al gas natural como "energía verde"
Europa reconoció a la energía nuclear y al gas natural como «energía verde».

«Se crearán las bases legales para permitir el funcionamiento de las plantas de energía nuclear Isar 2, Neckarwestheim 2 y Emsland más allá del 31 de diciembre de 2022 hasta el 15 de abril de 2023″, refirió el canciller en una carta a la que tuvo acceso la agencia de noticias AFP.

El gobierno había acordado previamente mantener abiertas solo dos de las tres plantas más allá de la fecha de cierre planeada. Así, la primera economía europea se esfuerza en reducir su dependencia de las importaciones energéticas rusas luego de la guerra en Ucrania.

Medida sin conceso

La suerte de la central de Emsland había generado fricciones en el gobierno de coalición de Scholz, entre el partido ecologista Los Verdes y el liberal FDP. Pero el canciller tomó finalmente una decisión, sin que se hubiera logrado antes un consenso.

//Mirá también: El gas y la energía nuclear son inversiones sostenibles y “verdes” en Europa

De hecho, Los Verdes celebraron el fin de semana un congreso en el que, tras un duro debate interno, decidieron respaldar la prórroga para el funcionamiento de las centrales Isar 2 y Neckarwestheim 2, pero se oponen a que Emsland se mantenga abierta después de este año.

La primera economía europea se esfuerza en reducir su dependencia de las importaciones energéticas rusas luego de la guerra en Ucrania.

«¿Que si vamos a apoyar la energía nuclear? Por supuesto que no. De ningún modo va a pasar eso. No estando en el gobierno federal. No con Los Verdes en el gobierno federal y no con Steffi Lemke y no conmigo», afirmó el ministro de Economía y líder de la agrupación, Robert Habeck, en referencia a la ministra de Medio Ambiente.

Alemania, principal economía dentro de la Unión Europea, tenía inicialmente por objetivo salir de la energía nuclear antes del fin de 2022, pero la guerra en Ucrania cambió los planes.

El gobierno decidió también prolongar la actividad de varias centrales de carbón hasta la primavera de 2024, aunque se fijó como meta abandonar esta energía en 2030.

Por qué no es una energía renovable

Desde Greenpeace explican que la energía nuclear no es la solución para la lucha contra el cambio climático.

//Mirá también: En Santiago del Estero, Corven Buses participó en la Expo Smart City y presentó sus autobuses eléctricos

Día Mundial del Agua: cuándo y por qué se celebra
La energía nuclear necesita de mucha agua para poder funcionar.

«En primer lugar porque la nuclear no es neutra respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero. Considerando el ciclo completo de las tecnologías de generación eléctrica no-fósiles (es decir, la nuclear y las renovables), la energía nuclear emite más CO2 que cualquiera de las energías renovables por cada kWh producido. Esto se debe a que en todas las etapas del ciclo nuclear-la minería del uranio, la fabricación del concentrado, el enriquecimiento, la fabricación del combustible, la construcción de las centrales nucleares, su mantenimiento y posterior desmantelamiento, la gestión de los residuos radiactivos, etc.- se consumen grandes cantidades de combustibles fósiles», detallaron.

Además, agregan que la seguridad de las plantas «también consume electricidad». «Esta es una de las paradojas de la industria nuclear, con el fin de generar electricidad de forma segura las plantas necesitan un suministro significativo y constante de electricidad, que emite CO2″, añadieron.

Otro aspecto es que las centrales nucleares consumen y en grandes cantidades, es el agua. «Tanto los reactores para refrigeran núcleos y condensadores, como sus piscinas de combustible gastado, necesitan agua en abundancia. Durante la última década, y precisamente debido al calentamiento global, las centrales nucleares han experimentado numerosas paradas», informaron.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 17/10, 4:32 pm