PUBLICIDAD
Productos sustentables

Lanzaron una marca vegana premium y planean facturar u$s 1 millón, ¿cómo lo hicieron?

En tiempo récord surgió AIN Vegan, que desarrolla productos veganos e impulsa la visibilización de prácticas ancestrales, el arte y la cultura de pueblos originarios de la Patagonia.

AIN significa «amor» o «ser querido» en la lengua nativa y es el espíritu de la empresa. «El propósito es que cada persona pueda regresar al equilibrio natural y a su esencia, a partir de una experiencia de cuidado personal basada en el empoderamiento, el amor propio y el respeto por el entorno, abrazando un estilo de vida pleno, consciente y con valores sustentables. Estos valores los vivimos con mucha pasión, están presentes en cada aspecto del negocio y en todos los que formamos parte de AIN Vegan», dice Raffaele Quinto, CCO de la empresa que ofrece productos veganos a iProfesional.

//Mirá también: Cosmética sustentable: crecen las marcas que están en sintonía con la naturaleza y la demanda de los consumidores

En el terruño patagónico argentino está la esencia de sus productos: se utilizan plantas nativas para la elaboración de aceites esenciales puros, algas marinas y otros componentes naturales, que son sus materias primas básicas. Con una visión de triple impacto, todos sus productos son veganos, cruelty free, libres de petrolato y libres de parabenos.

Sobre la base de una cultura fundada en el respeto por la naturaleza y una producción íntegramente sustentable con ingredientes naturales, desarrollan productos sustentables para el cuidado del cuerpo, cabello, rostro, manos y pies, utilizando packaging biodegradable.

En el terruño patagónico argentino está la esencia de sus productos: se utilizan plantas nativas para la elaboración.

Raffaele es italiano, vivió en Paraguay, México, Italia, España, Estados Unidos y actualmente reside en São Paulo, Brasil. Su experiencia en roles de CEO y C-Level, en el mundo de los alimentos, bebidas, productos de lujo, cuidado personal, cosméticos y perfumería, en distintas empresas globales como Parmalat, Binda, Revlon, lo han ido nutriendo para llegar a crear lo que hoy es AIN Vegan.

«La idea AIN Vegan surgió en 2021, después de un largo estudio que hicimos con Oscar Goberna, amigo y socio, para fundar una bodega en Valle de Uco, Mendoza y elaborar vinos premium», narra Quinto. «Hacía muchos años que queríamos crear algo en Argentina, desde donde pudiésemos aplicar y propagar nuestra forma empresarial de pensar y actuar. Por una cuestión de prioridades, decidimos dejar de lado temporalmente el tema vino y comenzamos a diseñar lo que hoy es AIN Vegan».

En el medio del proyecto, sigue, «se sumó otro querido amigo de larga data que comparte los mismos valores empresariales que nosotros, Miguel Angel Rossetto. Entre los tres formamos el complemento ideal de conocimiento y competencias para poder sacar el proyecto del papel y ponerlo en marcha, con la entrada de un cuarto socio inversionista».

Hoy son cuatro socios fundadores, tres ocupan funciones de gestión: Oscar es el presidente y CEO; Miguel COO, a cargo de las operaciones; y Raffaele, CCO, quien se ocupa de marketing y comercialización.

Además, hay entre 50 y 100 personas involucradas en el proceso, desde la recolección de las plantas hasta la venta de los productos al consumidor final.

Evolución de la marca para el cuidado del cuerpo

El proyecto inició con una inversión apropiada para la empresa y con mucho caudal de conocimiento de más de dos décadas de experiencia de los socios en liderar empresas de diversos rubros.

//Mirá también: El plan de esta empresa de cosmética sustentable para cuidar la biodiversidad en Argentina

Hoy son cuatro socios fundadores, tres ocupan funciones de gestión.

«Después de un año de estudio y desarrollo, junto a un gran número de instituciones de primera calidad, pasando por desarrollo de proveedores y asociados que nos pudieran brindar la calidad que AIN Vegan exige, hoy estamos debutando en el mercado de Argentina y planificando el desarrollo de otros mercados, como Brasil y Estados Unidos, entre otros», cuenta Quinto.

Del inicio, dice, «conservan el amor por lo que se hace, y así pretendemos que sea nuestro legado para la empresa, familia y mercado. También mantenemos el concepto de mejorar de forma continua, basado en sustentabilidad y humanización del proceso empresarial. Con certidumbre, si tuviéramos que comenzar de nuevo, pondríamos siempre más amor».

Para la empresa, la principal dificultad ha sido el desarrollo de proveedores: «Siempre es algo que lleva su tiempo», dice el vocero.

Generar impacto

En 2023 AIN Vegan proyecta facturar 1 millón de dólares, reinvertir el 70% de las ganancias en el crecimiento del negocio y el 1% destinarlo al desarrollo de sus comunidades locales.

//Mirá también: Con la marca Dove, Unilever apuesta por productos naturales a base de plantas

En línea con eso, están convencidos de que es posible ser rentable y a la vez generar impacto. «Desde nuestra forma de ver, la única forma de ser sostenible y generar impacto es cuando el proceso final genera rentabilidad para la empresa. Creando un ciclo virtuoso que genera per sé la sustentabilidad, la economía circular, la humanización del proceso general y políticas de gobierno corporativo para que los pilares sean instalados de forma sólida y perenne en la empresa».

Para lograrlo, planifican un crecimiento gradual y sostenido en Argentina y en toda la región. Además, ampliar el portfolio de productos en varias etapas, con metas de corto, mediano y largo plazo. «Para 2024 duplicaremos la cantidad de productos, ampliando segmentos para el cuidado del cabello, rostro, cuerpo, manos y pies, y sumaremos la línea de protectores solares«, anticipa. «Y a mediano y largo plazo, estamos trabajando para sumar a nuevas líneas, como desodorantes, accesorios, home y perfumería», cuenta.

Fuente: iProfesional

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 18/01, 5:19 pm