PUBLICIDAD
Por primera vez

El telescopio James Webb de la NASA encontró gas metano en un exoplaneta

Así lo anunció la agencia espacial. Qué significa este hallazgo para que puede resultar clave para la humanidad.

Además de este hallazgo, la más reciente imagen capturada por el telescopio espacial James Webb de la NASA reveló espectros que indican la presencia de gas metano y vapor de agua en el exoplaneta WASP-80 b.

//Mirá también: Tras una intensa búsqueda, la NASA encontró lo que esperaba hallar en Marte

Así lo informó la agencia espacial estadounidense este miércoles. Hasta ahora, se había identificado vapor de agua en más de una docena de planetas, pero el metano, una molécula abundante en las atmósferas de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno dentro de nuestro sistema solar, no se había detectado en exoplanetas estudiados mediante espectroscopia espacial.

El telescopio James Webb de la NASA encontró gas metano en un exoplaneta por primera vez.

«Con esta detección tan segura, no solo hemos hallado una molécula muy esquiva, sino que también podemos comenzar a explorar lo que esta composición química revela sobre el nacimiento, crecimiento y evolución del planeta», señalaron Taylor Bell, del Instituto de Investigación Ambiental del Área de la Bahía (BAERI), que trabaja en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, y Luis Welbanks, de la Universidad Estatal de Arizona.

Los científicos explican que al medir la cantidad de metano y agua en el planeta, es posible «inferir la proporción entre átomos de carbono y átomos de oxígeno».

«Se espera que esta proporción varíe según el lugar y el momento en que se formen los planetas en su sistema. Por lo tanto, examinar esta proporción de carbono a oxígeno puede proporcionar pistas sobre si el planeta se formó cerca de su estrella o más lejos antes de moverse gradualmente hacia el interior», agregaron.

Los científicos explican que al medir la cantidad de metano y agua en el planeta, es posible «inferir la proporción entre átomos de carbono y átomos de oxígeno».

Con una temperatura de aproximadamente 825 kelvin (alrededor de 1.025 grados Fahrenheit), WASP-80 b es lo que los científicos denominan un ‘Júpiter cálido’. Estos planetas son similares en tamaño y masa al Júpiter del sistema solar, pero tienen una temperatura más elevada.

//Mirá también: ¿Qué objetos celestes se pueden observar con el Telescopio Espacial James Webb?

WASP-80 b orbita alrededor de su estrella enana roja cada tres días y se encuentra a 163 años luz de la Tierra, en la constelación de Águila.

Debido a que el planeta está tan cerca de su estrella y ambos están tan alejados de la Tierra, no es posible observarlo directamente, ni siquiera con los telescopios más avanzados como el Webb. En su lugar, los investigadores estudian la luz combinada de la estrella y el planeta utilizando el método de tránsito (utilizado para descubrir la mayoría de los exoplanetas conocidos) y el método del eclipse. Mediante el método de tránsito, se observa el sistema cuando el planeta se desplaza frente a su estrella, lo que provoca una leve atenuación de la luz estelar.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 22/11, 6:58 pm