PUBLICIDAD
Transición energética

El plan de la mayor transportadora de gas del país para reducir su impacto ambiental

La empresa definió un plan estratégico con metas de gestión que trazan el camino de emisiones netas cero en las operaciones de transporte de gas natural para 2050.

En el contexto global, en respuesta a los desafíos del mercado local y regional, las empresas del sector de la electricidad vienen haciendo esfuerzos por adoptar prácticas que minimicen impactos ambientales, contribuyan al desarrollo de las comunidades y fortalezcan la sostenibilidad del suministro energético.

//Mirá también: El Conicet y la parrilla Don Julio quieren reemplazar el plástico que se usa para envasar carne al vacío

La mayoría lleva a cabo prácticas de evaluación ESG (Environmental, Social, and Governance, por sus siglas en inglés), con la finalidad de lograr mayor integración en todos los procesos de los principios ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

El plan de TGN, la mayor transportadora de gas del país para reducir su impacto ambiental.

En casi todas se conforman equipos que, con la ayuda de consultoras, realizan estudios detallados de los procesos centrales y sus correspondientes oportunidades de mejora abordando los principales elementos que componen la sostenibilidad energética como son la precisamente la eficiencia energética; la diversificación de la matriz, el consumo responsable y el desarrollo de capacidades para el desarrollo sostenible.

Se trata de evidenciar el compromiso con la gestión ambiental, la acción climática y el crecimiento económico tal como, por ejemplo, lo viene encarando Transportadora de Gas del Norte (TGN) que acaba de definir un plan estratégico con metas de gestión que trazan el camino de emisiones netas cero en las operaciones de transporte de gas natural para el 2050.

Se trata de la mayor transportadora de gas de la Argentina, con el 40% del gas transportado; el 20% de la matriz energética del país; 700 empleados; 11.000 kilómetros de gasoductos; 21 plantas compresoras; operaciones en 17 provincias y u$s1.541 millones invertidos hasta el momento.

Su capital societario se divide en un 56% para Gasinvest, sociedad conformada por Tecpetrol y Compañía General de Combustibles (CGC); otro 24% para el fondo Southern Cone Energy Holding Company y el 20% restante cotiza en la Bolsa local (BYMA).

Su presidente del Directorio, Emilio Daneri, le explica economíasustentable.com que el plan estratégico va en concordancia con el enfoque ESG y que a partir de esa premisa, se definieron medidas para reducir la huella de carbono en línea con los planes nacionales y las normas de política climática global.

“El inventario de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que se lleva a cabo en base al Protocolo GHG, toma en consideración los alcances 1 y 2 y para avanzar en su contribución con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), TGN trabaja en cooperación con equipos de la industria a nivel local y regional”, agrega el ejecutivo.

En el ámbito del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), participa en la hoja de ruta sectorial y en estudios que evalúan la contribución del sector en el contexto país. A su vez, en el marco de la Asociación de Empresas de Petróleo, Gas y Energía Renovable de América Latina y el Caribe (ARPEL) interactúa con las empresas del sector a nivel regional para intercambiar conocimientos y experiencias en materia de sostenibilidad energética.

Mejorar el planeta, ¿con gas?

En este sentido, recuerda que sobre fines de 2023, ARPEL publicó el White Paper de Transiciones energéticas justas en América Latina y el Caribe, en cuya elaboración TGN participó “entendiendo que la cooperación es fundamental para abordar los desafíos concretos de gestión y contribuir con las metas globales”.

//Mirá también: Argentina firmó el “Tratado de los Océanos” en la ONU: qué implica

Una de las patas de ese plan tiene que ver con las responsabilidades sociales y ambientales y se traduce en acciones operacionales y también en desarrollar escenarios con mercados e instrumentos financieros que apuntalen el desarrollo humano y atiendan la urgencia climática.

Una de las patas del plan de TGN tiene que ver con las responsabilidades sociales y ambientales.

Para Daneri, “TGN reafirma su compromiso con el desarrollo con responsabilidad económica, social y ambiental y está decidida a seguir trabajando para un futuro sostenible que apunte a mejorar la posición de la empresa, afiance el desarrollo de la industria energética y mejore las condiciones de vida del planeta”.

En este contexto, una de las acciones de su plan fue la de llevar a cabo un análisis de la estrategia de sustentabilidad a través de la metodología ESG con la finalidad de lograr mayor integración en todos los aspectos de la gestión.

Además y para contribuir con la seguridad energética en el norte argentino, se concretó la reversión de dos plantas compresoras lo que permitió aumentar la capacidad de transporte de gas entre Santa Fe y Córdoba en un 40%.

En la dimensión climática, un equipo especializado realizó relevamientos en instalaciones de compresión, evaluación de riesgos, mejoras de los inventarios GEI y tecnología infrarroja para la detección de emisiones fugitivas.

Del mismo modo y mediante programas de inversión social, más de 7.500 personas en 17 provincias, participaron de alguna propuesta de la compañía.

TGN busca minimizar los impactos ambientales

El reporte, que es el 24 que publica TGN, la transportadora también resume los objetivos, logros y desafíos de su gestión y reafirma su compromiso con los 10 principios del Pacto Global de Naciones Unidas.

El documento toma en consideración las materias fundamentales del servicio de transporte de gas, su rol en la cadena de suministro y las estrategias de abordaje para contribuir con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La información se basa en los Estándares GRI 2 y GRI 11 y los indicadores y protocolos aplicados guardan relación con las operaciones que desarrolla.

TGN, la transportadora también resume los objetivos, logros y desafíos de su gestión y reafirma su compromiso con los 10 principios del Pacto Global de Naciones Unida.

Al respecto, Daniel Ridelener, director general de TGN, señala que “en el contexto global y en respuesta a los desafíos del mercado local y regional, la empresa hace esfuerzos por adoptar prácticas que minimicen los impactos ambientales, contribuyan al desarrollo de las comunidades y fortalezcan la sostenibilidad del suministro energético”.

En este sentido, el año pasado TGN llevó a cabo las primeras obras que permitieron cambiar la configuración de las plantas compresoras Tío Pujio y Leones, modificando así el sentido de un tramo del Gasoducto Norte (entre el sur de Santa Fe y el centro de la provincia de Córdoba).

El objetivo fue incrementar la capacidad de transporte del fluido en un 40% y lograr el abastecimiento a industrias, centrales de generación de energía eléctrica y hogares de esa región.

Asimismo, para asegurar la prestación del servicio de transporte de gas natural el Programa de Gerenciamiento de Integridad (PGI), realizó reemplazos de revestimientos y pruebas hidráulicas en cañerías además de obras de readecuación en cruces de ríos como el Vipos (Tucumán) y el Lavayén (Jujuy) y en el arroyo Balbuena (Salta).

Como complemento, su Plan de Prevención de Daños generó a nivel país casi 1.000 visitas puerta a puerta, atendió más de 250 solicitudes de interferencias y brindó talleres y charlas a 120 entidades.

TGN busca generar conocimiento

Iván Hansen, gerente de Asuntos Públicos de la transportadora, sumó las acciones que encaró la empresa durante este año utilizando criterios ESG (Environmental, Social, and Governance), como la revisión de sus principales políticas, del análisis de riesgo basado en la doble materialidad, “la idea es eficientizar las operaciones y gestión del negocio contribuyendo con un triple impacto positivo que impulse la transición energética justa”, agregó, además de destacar la adopción del enfoque también en el proceso de elaboración del Reporte.

//Mirá también: Cómo planea Tierra del Fuego convertirse en una “Isla Inteligente”

El ejecutivo recordó además que, con foco en la acción climática, los esfuerzos en este período se concentraron en la generación de conocimiento.

En este marco, se plantearon objetivos para el estudio y la revisión de procesos internos, que entre otras cuestiones abordaron la gestión de emisiones de GEI, la gobernanza de datos, los inventarios y las fuentes de emisión.

Walmart, Volkswagen, Unilever y Nestle, entre las multinacionales con poco compromiso climático
TGN abordó la gestión de emisiones de GEI, la gobernanza de datos, los inventarios y las fuentes de emisión.

También se relevaron las instalaciones de compresión, se analizaron los riesgos climáticos y los diagnósticos con resultados de inventarios, en colaboración con dos consultoras especializadas.

En el reporte se explica que TGN registra desde el 2020 en forma anual su Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), abarcando los alcances 1 y 2, en base al Protocolo GHG.

Advierte además que las emisiones directas de GEI se originan, principalmente, como consecuencia de los gases de combustión liberados por los equipos de compresión y generación eléctrica para la seguridad de las instalaciones.

El total del gas natural transportado en todo el sistema fue de 18.041 MMm3; el total de emisiones GEI: 1.117.043 t CO2eq y las de alcance 1, 1.116.595 t CO2eq.

En el plano, social el informe destaca que se realizaron acciones en 17 provincias, que llegaron a 90 localidades municipales o departamentales y que más de 7.700 personas, entre estudiantes y docentes participaron de las actividades, en las que contribuyeron 81 voluntarios, todos colaboradores de la compañía.

A esto se agrega el programa Cadena de Valor que transitó su edición 16 y se concretó con la participación de 15 pequeñas empresas provenientes de seis provincias.

“Las actividades y los procesos reportados, como el impacto positivo de todos los indicadores, es el resultado del esfuerzo coordinado de muchas personas que trabajan en TGN, en distintas áreas y locaciones, todas ellas, comprometidas con la responsabilidad de gestionar”, destacó Claudio Moreno, Jefe de Responsabilidad Social Empresaria de la compañía.

El ejecutivo explicó que, con el propósito de integrar los procesos centrales del negocio en una estrategia de sustentabilidad, se llevó a cabo un estudio que contó con el involucramiento de la alta gerencia y el aporte de los principales especialistas y responsables de la organización.

“El trabajo arrojó como resultado hojas de ruta con líneas de acción vinculadas a los procesos de cumplimiento, operaciones, ambiente, finanzas, recursos humanos, ingeniería, implementación de proyectos, vasuntos regulatorios, prevención de daños, asuntos públicos y responsabilidad social”, señala el ejecutivo.

Además, la integración efectiva de estas consideraciones ESG contribuirán a estrategias de sostenibilidad de largo plazo, gestionar riesgos y mejorar la reputación.

Comportamiento empresarial de TGN

El estudio llevó a cabo una revisión de las principales políticas de la organización, el análisis de riesgos basado en la doble materialidad y el desarrollo de estrategias comerciales para la detección de oportunidades de negocios vinculados con la transición energética justa y los mecanismos de mercado para la descarbonización.

//Mirá también: La millonaria suma que invertirá Genneia para expandir sus negocios en energía renovable

A través del análisis de los principales procesos internos y la revisión de las prácticas de operación, se establecen mejoras que se basan en el enfoque de comportamiento empresarial responsable.

Se evalúan los riesgos asociados con las prácticas de mantenimiento y ejecución de proyectos, se adoptan las medidas de mitigación y, en caso de ser necesario, son implementadas acciones de reparación.

En el reporte se explica que TGN registra desde el 2020 en forma anual su Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

En el reporte se explica que los riesgos se evalúan en el marco de cada proyecto, teniendo en cuenta criterios de diseño, implementación y actividades regulares de la operación del sistema de ductos.

El método de evaluación toma en consideración los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas de las Naciones Unidas.

En el marco de sus operaciones la empresa involucra a proveedores y contratistas y socios comerciales en adecuación de sus prácticas a la debida diligencia para la adopción de planes y medidas de mitigación relacionadas con los derechos humanos.

Caso por caso, TGN incluye requerimientos contractuales en correlato con los riesgos inherentes a cada proyecto.

Mediante los procesos de evaluación de proveedores y el programa de desarrollo de proveedores, crea condiciones de igualdad de acceso, en especial, en mercados locales con escasa oferta de servicios.

Las evaluaciones incluyen condiciones de seguridad e impactos ambientales de las prestaciones de servicios y proyectos en tanto que los procedimientos permiten establecer planes de contingencias y medidas de mitigación adecuadas para el contexto territorial en que se desarrolla cada obra de mantenimiento o proyecto de ampliación de capacidad.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 20/06, 9:48 am