PUBLICIDAD
Calentamiento global

Una investigadora aseguró que existe la posibilidad de instalar “una media sombra” en la Tierra contra el cambio climático

Se trata de una tecnología que está en la fase de investigación, pero que “en los próximos diez o quince años” ya se podría utilizar.

En el marco de las charlas TEDxRíodelaPlata, la climatóloga Inés Camilloni, en diálogo con Télam, se refirió a la posibilidad de bajar la temperatura del planeta inyectando en la estratosfera millones de toneladas de partículas en aerosol para formar una especie de “media sombra” para frenar el cambio climático.

Investigadora asegura que existe la posibilidad de colocar una «media sombra» en la Tierra para bajar la temperatura global

«Ojalá no haga falta usarse», agregó sobre esa especie de filtro espacial, y afirmó que en Argentina se debe «despertar el tema» para tener una mayor participación en las discusiones internacionales.

«Es como si uno envolviera al planeta en una media sombra que atenuaría la energía que recibimos del Sol entre un 1 y un 2%. No vamos a hacer una sombra muy notoria, pero llegaría menos energía a la superficie y así bajaría la temperatura«, explicó Camilloni, doctora en Ciencias de la Atmósfera y profesora en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

//Mirá también: COP27: Egipto pide abandonar la retórica vacía y actuar contra el cambio climático inmediatamente

Sin embargo, aclaró que todavía se encuentra en fase de investigación, y que «en los próximos diez o quince años ya estaría todo listo para implementarse».

En un contexto catastrófico donde el mundo se encamina hacia un aumento del calentamiento global de 2,8 grados para el final del siglo, la geoingeniería empieza a ser estudiada como una tecnología para aliviar las olas de calor que causan cada vez más muertes y mitigar las sequías e inundaciones extremas, entre otros desastres climáticos.

La estrategia busca replicar artificialmente el efecto de los volcanes: «Cuando hay una erupción, se liberan cenizas que llegan hasta la estratósfera, alrededor de 20 kilómetros de altura. Desde ahí, reflejan más energía del Sol hacia el espacio y hacen bajar la temperatura», graficó Camilloni.

La idea es imitar las cenizas incorporando en la estratósfera pequeñas partículas en aerosol para reflejar más radiación solar de regreso al espacio y contrarrestar el aumento de temperatura causado por los gases de efecto invernadero.

//Mirá también: Nación presentó el Plan Nacional de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático

Para que las partículas químicas lleguen hasta esa capa de la atmósfera se necesitará enviar varias veces al día aviones especialmente diseñados para alcanzar los 20 kilómetros de altura.

Aunque parezca ciencia ficción, «es tecnológicamente factible y eficaz para bajar la temperatura», indicó la climatóloga y agregó que para la economía mundial no sería costoso mantener esta «media sombra» porque demandaría entre 10.000 y 20.000 millones de dólares por año.

A pocos días de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 27) que comenzará el domingo, Camilloni sostuvo que, aunque en las reuniones internacionales se habla cada vez más de estas tecnologías disruptivas, «no son la solución frente al cambio climático».

«Sería un enorme fracaso de la humanidad tener que recurrir a esto porque sabiendo cuáles son las causas de un problema no hemos actuado, no hemos hecho una transición hacia las energías renovables, ni logramos descarbonizar las economías», afirmó la investigadora que participará de la COP 27 en un panel sobre ingeniería climática.

Fuente: Télam

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 02/11, 1:32 pm