PUBLICIDAD
¿Y ahora?

Un grupo de astronautas de la NASA están varados en el espacio: cómo regresarán a la Tierra

Distintas fugas de helio y problemas con los propulsores retrasaron su partida. Cuál será el destino de ellos.

En la actualidad, hay 8 astronautas residiendo en la Estación Espacial Internacional (EEI), un laboratorio orbital situado a 400 kilómetros de la Tierra, aunque deberían ser 6.

Suni Williams y Butch Wilmore despegaron el 5 de junio en el primer vuelo tripulado de la nueva cápsula Starliner de Boeing, la principal competencia de SpaceX para transportar astronautas al complejo orbital. La misión, conocida como Prueba de Vuelo con Tripulación (CFT), inicialmente planeada para durar unos 10 días, se ha prolongado varias veces debido a problemas técnicos como fugas de helio y fallos en los propulsores, que la NASA y Boeing están investigando.

No hay una fecha definitiva para el regreso de la misión CFT y, en estos momentos, mientras los días en el espacio continúan transcurriendo, parece probable que estos dos astronautas estén varados en la órbita, a la espera de que una cápsula Crew Dragon de SpaceX los rescate y los traiga de vuelta a la Tierra.

//Mirá también: El deshielo del Everest desentierra lo peor que se puede encontrar en una montaña

El 6 de junio, durante el acoplamiento con la Estación Espacial Internacional, Starliner experimentó fugas de helio y problemas con cinco de sus propulsores, lo que afectó su aproximación final. Boeing asegura que la nave espacial se encuentra estable y lista para partir en caso de emergencia. Sin embargo, después de realizar pruebas adicionales de los propulsores en el espacio, tanto la NASA como Boeing han decidido tomarse más tiempo para identificar la causa raíz de estos problemas.

“No vamos a establecer una fecha específica hasta que hayamos completado estas pruebas, analizado el árbol de fallos y entendido completamente cuál será nuestro siguiente paso”, comentó Steve Stich, el gerente del programa de tripulación comercial de la NASA.

El primer intento de acoplamiento fue abortado por la NASA para asegurar la preparación de Starliner, pero posteriormente se autorizó un segundo intento que permitió que la nave finalmente se acoplara al complejo orbital.

Después de realizar pruebas adicionales y revisar el suministro de helio y cinco propulsores del sistema de control de reacción (de un total de 28), se determinó que la fuga había sido controlada y la mayoría de los propulsores estaban en proceso de recuperación. A pesar de ello, tanto la NASA como Boeing optaron por no utilizar al menos uno de esos propulsores durante el aterrizaje debido a problemas de rendimiento.

//Mirá también: La NASA halló piedras raras que nunca antes fueron vistas en Marte

Steve Stich comparó el vuelo de Starliner de Boeing con la primera misión del transbordador espacial de la agencia, STS-1, que llevó a los astronautas John Young y Bob Crippen a la órbita en 1981.

“Algunos de los desafíos que enfrentamos son muy similares a los del transbordador espacial. Por ejemplo, el problema con el sistema de refrigeración por agua es sorprendentemente similar a uno que la NASA enfrentó durante los vuelos del transbordador a lo largo de ese programa de 30 años”, comentó el experto.

“Una vez concluido todo, nos reuniremos para asegurarnos de haber realizado todos los pasos necesarios para entender el sistema y luego regresar a casa sanos y salvos”, afirmó Mark Nappi, vicepresidente y director del programa de tripulaciones comerciales de Boeing.

Mientras se continúa con el análisis en tierra, Wilmore y Williams han dedicado su tiempo en la ISS a realizar otras tareas, como labores de mantenimiento. Nappi comentó sobre los comentarios de la tripulación en las recientes comunicaciones con Boeing desde la órbita, señalando que “saben que este es un vuelo de prueba y estaban conscientes de que íbamos a aprender mucho de él. Todo esto es positivo y no es sorprendente”.

Starliner representa un nuevo tipo de nave espacial de Boeing, distinto al otro proveedor de tripulación comercial que transporta astronautas a la ISS, Crew Dragon de SpaceX. Starliner realizó dos misiones sin tripulación para prepararse para la Prueba de Vuelo con Tripulación (CFT), después de que su primer intento en 2019 no lograra llegar a la ISS debido a fallas informáticas. Mientras tanto, Dragon llevó a cabo una misión sin tripulación en 2019 y una prueba de vuelo con astronautas en 2020, antes de iniciar misiones operativas tripuladas hacia la ISS cada seis meses.

Tras la pandemia de COVID-19 y diversas reparaciones, el segundo vuelo de prueba sin tripulación de Starliner finalmente llegó de manera segura a la ISS en 2022, a pesar de enfrentar problemas con los propulsores durante el acoplamiento.

Una de las razones por las cuales la Prueba de Vuelo con Tripulación (CFT) ha permanecido acoplada durante más tiempo es para evaluar el módulo de servicio que contiene la mayor parte del combustible, el cual será descartado durante el aterrizaje. Estas pruebas podrían arrojar más luz sobre los problemas que el sistema de propulsores de Starliner enfrentó durante los acoplamientos de 2022 y 2024.

Los seis astronautas de la NASA que actualmente residen fuera del planeta han enviado un mensaje especial de cumpleaños a su país de origen.

Mike Barratt, Matt Dominick, Tracy Caldwell Dyson, Jeanette Epps, Suni Williams y Butch Wilmore tomaron el micrófono y compartieron algunas palabras: “El 4 de julio siempre me recuerda las libertades por las cuales continuamos luchando cada día, en todo el mundo”, expresó Epps. Barratt, Dominick y Epps llegaron a la ISS a principios de marzo como parte de la misión Crew-8 de SpaceX. Dyson se unió unas semanas después a bordo de una nave rusa Soyuz. Los cuatro pasarán aproximadamente seis meses en el laboratorio orbital.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 05/07, 6:06 pm