PUBLICIDAD
En Argentina

Toyota apuesta por un proyecto de «retrofit» en su flota de tractores de arrastre: de qué se trata

La compañía tiene el desafío de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050. ¿Por qué esta acción es clave para alcanzar el objetivo?

Bajo la premisa alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 en todo el ciclo de vida de sus vehículos, desde la fabricación hasta su disposición final, Toyota puso en marcha un proyecto de «retrofit» de los tractores de arrastre en Argentina.

//Mirá también: Toyota será el primer fabricante que utilice baterías de una reconocida marca y que son ecológicas

«La compañía ha venido dando pasos muy importantes en ese sentido. Por ejemplo, en Argentina, la marca lidera el mercado de vehículos electrificados con el 80% de participación gracias a la penetración de los híbridos. En el plano productivo, desde 2020, la planta de Zárate funciona con energía eléctrica 100% renovable», explicaron en un comunicado de prensa.

Toyota apuesta por un proyecto de «retrofit» en su flota de tractores de arrastre.

En este aspecto y con el foco puesto en la reducción de la huella ambiental, un grupo de ingenieros de la compañía comenzaron un proyecto de retrofit «Towing Car eléctrico», sobre la flota de los tractores de arrastre, que son utilizados para el transporte de partes y residuos dentro de la planta de Zárate.

¿Qué es el retrofit?

El retrofit se trata de una forma de modernizar un vehículo usado, generalmente con varios años de antigüedad y destinado a disposición final. En el proyecto de Toyota, se substituyó el motor de combustión interna por otro 100% eléctrico con todos los elementos adicionales que se necesitan.

//Mirá también: Las bodegas argentinas preparan una “eco-etiqueta” para identificar la huella ambiental

Además, se eliminaron el tubo de escape y el depósito de combustible. En su lugar se añadió el cableado, el motor eléctrico y se aseguró que el chasis soporte el peso extra que conlleva la nueva mecánica.

El retrofit se trata de una forma de modernizar un vehículo usado, generalmente con varios años de antigüedad y destinado a disposición final.

“El proyecto surgió por la necesidad de reemplazar los tractores de arrastre que utilizamos para dar soporte en la producción. Junto a nuestros equipos de ingenieros vimos una oportunidad: reacondicionar nuestros vehículos y convertirlos en 100% eléctricos. Es así como encontramos una solución sustentable tanto desde lo económico como desde lo ambiental e íntegramente pensada y desarrollada desde Argentina”, afirmó Daniel Valeggia, director de Planta de Toyota Argentina.

La iniciativa busca alcanzar la conversión eléctrica de todos los tractores de arrastre que hoy circulan en la empresa. En materia ambiental, las ventajas del proyecto son múltiples: promueve el reúso y el reciclado y reduce la contaminación sonora. Además, como la energía que se utiliza en la planta proviene de fuentes 100% renovables, las baterías se recargan con energía “limpia”, lo que disminuye significativamente la huella de carbono.

Mención especial

Desde la empresa con sede en Argentina explicaron que la casa matriz de Toyota en Japón realiza todos los años el certamen “Global Eco Award”, que premia a las mejores iniciativas y kaizenes ambientales alrededor del mundo que hacen un aporte positivo al planeta. Los mismos son evaluados de manera integral bajo los criterios de innovación y sobre el aporte que hacen al Desafío Ambiental 2050 de Toyota.

«En ese sentido, el proyecto Towing Car obtuvo un reconocimiento y mención especial. Además, fue galardonado como mejora creativa y desafiante del Monozukuri, el arte de hacer las cosas de forma correcta», sumaron.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 27/11, 5:15 pm