PUBLICIDAD
Desplastificar

Otra potencia mundial prohíbe los plásticos de un solo uso para proteger el medioambiente

Según autoridades locales, se utiliza 2.700 millones de cubiertos de plástico al año. Cuándo rige la normativa.

Como lo hizo este país que será el anfitrión de la COP28, otra potencia mundial se suma a desplastificar y prohibirá los plásticos de un solo uso.

//Mirá también: Crearon un “Banco de Plásticos” para financiar el reciclado en Argentina, ¿cómo funciona?

Se trata de Inglaterra que, según especificaron desde el Gobierno, prohibirá una serie de plásticos de un solo uso a partir de octubre de 2023.

Jujuy aprobó una ley hacia la reducción progresiva y prohibición de plásticos de un solo uso
Inglaterra prohibirá una serie de plásticos de un solo uso a partir de octubre de 2023.

Según informaron desde el ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales de Reino Unido en un comunicado, la medida implica cubiertos y platos de plástico de un solo uso, en el marco de una campaña para reducir la contaminación y proteger el medioambiente marítimo. Cabe destacar que los gobiernos autónomos de Escocia y Gales ya han tomado medidas similares.

Esta prohibición incluirá a toda la cubertería de plástico que esté disponible en cualquier empresa, restaurante o establecimiento minorista de comida para llevar, así como determinados tipos de envases de alimentos de poliestireno, según afirmó la responsable de la cartera de Medioambiente, Thérèse Coffey.

Efectos «desbastadores» del plástico

En base a estimaciones del Gobierno, Inglaterra utiliza 2.700 millones de cubiertos de plástico al año, así como 721 millones de platos, pero solo recicla el 10 por ciento de estos.

//Mirá también: Ante la preocupación por el plástico, crece entre los argentinos el compromiso por reciclar los residuos

«Todos conocemos los efectos absolutamente devastadores que el plástico puede tener en nuestro medio ambiente y en la fauna y flora silvestres», sostuvo Coffey en el comunicado.

«Estas nuevas prohibiciones de los plásticos de un solo uso continuarán nuestra labor vital de protección del medio ambiente para las generaciones futuras», sumaron.

Emiratos Árabes Unidos y sin plásticos

Los Emiratos Árabes Unidos también emitieron una resolución en donde que prohíbe a partir del 1 de enero de 2024 la importación, producción y circulación de productos plásticos de un solo uso como bolsas, cubiertos y recipientes con el objetivo de proteger el medioambiente y reducir los residuos de este tipo.

//Mirá también: Argentina lidera el ranking de iniciativas que buscan desplastificar en América Latina y el Caribe

Inglaterra utiliza 2.700 millones de cubiertos de plástico al año.

Así, la agencia de noticias oficial emiratí WAM apuntó que esta medida va más allá de la ilegalización de las bolsas de plástico de un solo uso e incluye también las bolsas biodegradables.

En este mismo contexto, «a partir del 1 de enero de 2026 se prohíbe la importación, producción o circulación de los productos de plástico de consumo como vasos, tapas para refrescos, recipientes para alimentos y cajas de espuma de poliestireno», consiguió la agencia de noticias EFE.

Iniciativa en Argentina

Si bien Argentina aún no prohibió los plásticos de un solo uso, se puso en marcha una innovadora iniciativa de organizaciones argentinas, que busca impulsar el reciclado y la economía circular mediante un “Banco de Plásticos” que financie estas actividades.

//Mirá también: El Gobierno cambia la estrategia de lucha contra el ciberdelito

Jujuy solo aprobó una ley hacia la reducción progresiva y prohibición de plásticos de un solo uso.

“Uno de los principales obstáculos al reciclado es económico. Cuando el costo de reciclar es mayor al costo del plástico virgen, la ecuación no cierra y por ende, no se recicla”, dice Carlos Briones, su creador, de larga trayectoria en el sector como gerente de Cabelma, una de las principales plantas recicladoras de PET de Argentina.

“Desde el Banco de Plásticos ofrecemos una solución novedosa de compensaciones a través de créditos de plástico. De forma análoga a lo que sucede con los bonos de carbono, proponemos a las empresas compensar su huella plástica a través de la adquisición de bonos que certifican que han sido responsables por la recolección y el reciclado de los plásticos”, explica Briones. “A través de los fondos generados por la venta de los bonos, se pueden financiar las tareas de recuperación y reciclado de estos materiales”, apuntó.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 16/01, 5:32 pm