PUBLICIDAD

Nuevas exigencias urbanas: ¿qué piden los ciudadanos a la hora de “modernizar” las ciudades?

Entre otras cosas, el informe desvela que la mayoría de personas que viven en la ciudad piden avanzar hacia un modelo urbano más inteligente y sostenible.

Un nuevo estudio del Instituto de Investigación de Capgemini, bajo el título «Street Smart: Putting the citizen at the center of Smart City initiatives», ha analizado las respuestas de 10.000 habitantes de ciudades y más de 300 miembros de gobiernos municipales de 10 países y 58 urbes.

Entre otras cosas, el informe desvela que la mayoría de personas que viven en la ciudad piden avanzar hacia un modelo urbano más inteligente y sostenible.

El informe muestra el creciente interés de la ciudadanía por las iniciativas urbanas sostenibles e inteligentes.

Ciudadanos y políticos municipales de España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Países Bajos, Italia, Suecia, India y Singapur han participado en la encuesta llevada a cabo por el Instituto de Investigación de Capgemini el pasado mes de abril sobre el papel de la población en las iniciativas de smart city.

Según informa en un comunicado la corporación de servicios de consultoría tecnológica Capgemini, se puede concluir del estudio ‘Street Smart: Putting the citizen at the center of Smart City initiatives’ que “la vida hoy en las ciudades no responde a las mayores expectativas del ciudadano en la era digital”. 

Se saca esta conclusión de los resultados de la encuesta, en la que un 40% de los preguntados ha declarado que podría abandonar su lugar de residencia a causa de problemas diversos, entre los que se incluyen las “frustraciones digitales”.

intereses de los smart citizens
Más de un tercio de los encuestados estaría dispuesto a pagar más por servicios urbanos más satisfactorios.

El informe también revela que más de la mitad de los habitantes urbanos considera que las ciudades inteligentes son sostenibles y que ofrecen servicios urbanos de mayor calidad, lo que explica por qué más de un tercio de ellos estaría dispuesto a pagar más por una existencia urbana más satisfactoria.

Como principales problemas para su implantación, se ponen de manifiesto lo referente a los datos y la financiación.

Asimismo, Capgemini ha comprobado que solo uno de cada diez miembros de gobiernos municipales afirma encontrarse en una fase avanzada de implantación del modelo de ciudad inteligente y menos de una cuarta parte ha empezado a desarrollar iniciativas en este ámbito.

Mejora de la calidad de vida en las ciudades

De acuerdo con el estudio, la sostenibilidad está adquiriendo una importancia cada vez mayor para la población. Así, cuestiones como la contaminación (42%) y la falta de iniciativas sostenibles (36%) constituyen los problemas más serios para los urbanitas.

Por su parte, el 42% de los integrantes de equipos de gobierno municipal afirma que los planes de sostenibilidad se han quedado atrás en los últimos tres años y el 41% dice que la previsión de que en los próximos años sus ciudades se vuelvan insostenibles es una de las principales consecuencias de no adoptar tecnologías digitales.

ciudadanos que se han beneficiado de proyectos de smart city
La población que se ha visto beneficiada por iniciativas de ciudad inteligente se siente más satisfecha con los servicios urbanos.

Las iniciativas de smart city, además de conseguir mejoras en los servicios públicos, cuentan con una percepción positiva por parte de la ciudadanía, que se sienten más satisfechos con su calidad de vida si se ven beneficiados por dichas iniciativas.

Así, el 73% de habitantes urbanos que ha disfrutado de este tipo de proyectos, afirma sentirse más contento en términos de salud, como por ejemplo en lo que respecta a la calidad del aire. La cifra cae al 56% entre aquellos que no han experimentado iniciativas de ciudad inteligente.

ciudadanos dispuestos a pagar más por servicios de ciudad inteligente
Un 42% de los ciudadanos españoles pagarían más para tener acceso a iniciativas de smart city, un porcentaje por encima de la media (36%).

En este sentido, más de un tercio de urbanitas está dispuesto a pagar por vivir en una smart city, un porcentaje que se incrementa entre los encuestados de India (69%), aquellos con una renta anual superior a 80.000 dólares (43%) y entre los más jóvenes: millennials (44%) y generación Z (41%).

En el ámbito económico, un 74% de los dirigentes encuestados cree que las smart cities atraerán mano de obra altamente cualificada; desde el punto de vista ciudadano, esta percepción se queda en un 59%.

Principales desafíos

Al igual que las ciudades inteligentes pueden dar respuesta a muchos de los retos urbanos, su implantación también ha de superar algunos desafíos.

Los datos son una de las claves de este modelo de ciudad, y sin embargo, el 63% de los habitantes urbanos considera que la privacidad de sus datos personales es más importante que disponer de mejores servicios públicos.

nivel de implementación de iniciativas de ciudad inteligente
Nivel de implementación de estrategias de smart city por parte de los gobiernos municipales.

Por su parte, un 70% de los miembros de gobiernos municipales asegura que conseguir fondos para sus presupuestos es complicado y el 68% dice que les resulta difícil acceder y crear las plataformas digitales necesarias para el desarrollo de estas iniciativas.

Desde la perspectiva ciudadana, el 54% cree que las bigtech prestarían mejores servicios urbanos que los ofrecidos en la actualidad.

El modelo de ciudad inteligente

En el contexto actual generado por la COVID-19, la tecnología se ha mostrado como un importante aliado. Según los resultados obtenidos por Capgemini, los responsables de los gobiernos municipales están utilizando nuevas tecnologías para hacer frente a los desafíos derivados de la crisis sanitaria.

Un 68% de los encuestados ha comprobado que utilizar iniciativas digitales como aplicaciones móviles que conectan a las personas con los centros sanitarios o que permiten el seguimiento de los pacientes a distancia está ayudando en la gestión de la situación.

iniciativas de smart city contra la COVID-19
Un 80% de los dirigentes políticos encuestados reconoce la importancia de los proyectos de ciudad inteligente para gestionar la crisis sanitaria.

El informe destaca ejemplos como el de la ciudad de Bengaluru (India), donde se han elaborado planes de contención utilizando tecnologías de mapeo de calor y se ha reconvertido su centro de mando en una sala dedicada al seguimiento de pacientes.

Mientras que en Roma, personal del aeropuerto está usando cascos inteligentes con funciones de realidad aumentada y escáneres para el control de múltiples visitantes de forma simultánea manteniendo la distancia de seguridad.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 18/09, 8:08 am