PUBLICIDAD

McDonald’s crea un cargo global para transformarse en una «empresa con propósito»

La compañía ha fichado a Katie Fallon como EVP y chief global impact officer con el último objetivo de liderar un nuevo equipo global enfocado al propósito.

El propósito ocupa en los tiempos que corren un primerísimo plano en las agendas de los especialistas en marketing. Y en torno a esta temática emergen también cargos de nueva hornada.

Para eso, McDonald ‘s, que ha fichado a Katie Fallon como EVP y chief global impact officer con el último objetivo de liderar un nuevo equipo global que orbitará en torno al propósito.

Tal como explica el sitio marketingdirecto.com,  Fallon reportará de sus actividades al CEO y presidente de la marca de los arcos amarillos Chris Kempczinski y en el equipo a su cargo se amalgamarán funciones de comunicación, relaciones de gobierno, sostenibilidad, filantropía corporativa e inversión socialmente responsable.

La nueva chief global impact officer de McDonald’s dará cuenta asimismo de sus actividades a Michael Gonda, VP of global communications, Dave Tovar, VP of communications en EE.UU, Jenny McColloch, VP of sustainability, y Genna Gent, VP of government relations.

Fallon gestionará además las relaciones de la multinacional estadounidense con Ronald McDonald House Charities.

Antes de sumarse a las filas de McDonald ‘s Fallon fue EVP of global corporate affairs en Hilton, que se no se ha pronunciado sobre la salida de la que era hasta ahora una de sus ejecutivas más destacadas.

Fallon fue además asesora senior, directora de asuntos legales y enlace con el Congreso del presidente Barack Obama. La nueva chief global impact officer de McDonald’s ejerció además de subdirectora de comunicación de la Casa Blanca.

A principios de año McDonald’s reorganizó su equipo global de comunicación para dar cobijo en él a tres áreas fundamentales: estrategias y campañas (con el foco puesto en los alimentos, las personas y el planeta), funciones principales (comunicaciones estratégicas, relaciones con los medios y comunicación internacional); e «imputs» (donde se incluyen “insights” y otros temas).

En julio McDonald ‘s anunció que sus ventas se desplomaron un 30% durante el segundo trimestre del año, cuando buena parte de sus restaurantes permanecieron cerrados como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Energía renovable

Una unidad de McDonald’s completamente alimentada por energía solar. La cadena de comida rápida estadounidense abrió el nuevo modelo de restaurante a principios de este mes en Florida.

La cafetería ocupa un espacio de 7,5 kilómetros cuadrados y está cerca del complejo del parque Disney en Orlando.

Toda la estructura de la tienda está cubierta con paneles solares. En total, hay más de mil unidades de este tipo y la intención es que este año el restaurante se sostenga solo con la energía obtenida por los rayos del sol.

Debido a la pandemia, la tienda no recibe clientes que no sean aquellos que solicitan refrigerios para que los recojan.

El proyecto arquitectónico fue desarrollado por Ross Barney Architects. La decoración de la cafetería tiene paneles de plantas que ayudan en el control natural de la temperatura del lugar, además de ventanas equipadas con vidrio que repele el calor del sol y controla la entrada de calor en el espacio.

En 2018, McDonald’s estableció una serie de medidas que debería tomar para hacer que las franquicias en su cadena sean más sostenibles. El objetivo es que la compañía alcance 2030 con una reducción en sus emisiones de carbono de hasta un 36%.

Menos impacto

El gigante de las hamburguesas ha dado un paso adelante en el camino del reciclaje. Dado que la cadena de comida rápida es responsable de muchos desechos, en Austria, escuchó a sus consumidores y ha lanzado una línea de trajes de baños hechos con pajitas recicladas.

La idea surgió cuando en ese país cambiaron todos sus pajitas por unos de papel, pero, entonces ¿qué hacer con todos los viejos de plástico? La respuesta que surgió fue una colección de trajes de baño con los colores que identifican a la marca.

De acuerdo con el Instagram de la compañía en Austria, la gama de bañadores incluye uno completo para mujer y shorts para hombre. Son dos piezas que están hechas de tela reciclada y pajitas de plástico recuperados del océano.

McDonald's convierte popotes en trajes de baño

Las prendas fueron diseñadas por la firma vienesa Poleit y la idea fue desarrollada por Virtue (propiedad de Vice). Esto con la finalidad de crear consciencia y que cualquier sector puede poner su granito de arena para frenar el cambio climático.

“Estamos encantados con nuestra colección única de trajes de baño sostenibles hecha de material reciclado”, comentó el director de marketing de McDonald’s Austria.

Aunque estos solo fueron creados para la campaña de concientización, la compañía ha decidido subastarlos en su página. No obstante, aún no se tienen detalles de cómo se realizará o el destino de lo recaudado.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 06/10, 8:20 am