PUBLICIDAD
Menos contaminación

Energías renovables: proponen cambiar la matriz eléctrica de las lanchas del Delta

Las vehículos que circulan actualmente tienen entre 60 y 100 años de antigüedad. Qué inversión implica el proyecto.

Para tener un menor impacto ambiental que las actuales lanchas motorizadas por combustibles fósiles, los integrantes del proyecto Ecolancha presentaron su propuesta para el desarrollo de embarcaciones impulsadas por el uso de energías renovables, para el transporte fluvial de pasajeros en el Delta del Paraná.

//Mirá también: Tandil: un grupo de vecinos denunció que el agua de red contiene al menos 8 agrotóxicos

La iniciativa de capitales privados prevé la renovación total de la flota del Delta, e implica una inversión que ronda los u$s800.000 por unidad, con desarrollo y producción nacional.

Las lanchas que circulan actualmente tienen entre 60 y 100 años de antigüedad.

Se trata de una alternativa sustentable para los traslados en el Delta, a través de lanchas eléctricas que reemplazarán las actuales que se desplazan a través del consumo de diésel.

Cabe destacar que las lanchas que circulan actualmente tienen entre 60 y 100 años de antigüedad, cuentan con motores diésel considerados anticuados y de gran consumo.

«La electrificación cobra impulso en todo el transporte mundial alcanzando las vías fluviales con embarcaciones a baterías. Con beneficios ambientales y de costos, es posible renovar el antiguo servicio para pasajeros que se presta en el Delta desde 1935», destacó Leonel Falcon, fundador del Proyecto ECOlancha.

Menos huella de carbono

En este sentido, señalaron que la implementación de las Ecolanchas «reduce la huella de carbono en un 85% utilizando la electricidad de la red, o bien, el 100% si se usa electricidad de origen renovable».

//Mirá también: Estudio afirma que la sostenibilidad empresarial ocupa un segundo lugar en la lista de prioridades

En ese sentido, se destacó que los beneficios son múltiples porque ninguna alternativa al diesel (biodiesel, gas natural, metanol, hidrogeno, e-fuel) supera a la electrificación con fuentes renovables, por factibilidad, costo, mantenimiento, bajas emisiones y polución.

Las Ecolanchas «reduce la huella de carbono en un 85% utilizando la electricidad de la red».

Entre sus beneficios, Falcon afirmó que «la electrificación ofrece la oportunidad de una reducción drástica de costos operativos y de mantenimiento. También elimina la exposición de la tripulación y los pasajeros a vibraciones, ruidos y gases de escape nocivos, limita drásticamente las emisiones de CO2, mejora la calidad del aire y reduce el riesgo de derrame de combustible o lubricantes».

Añadió que «la electricidad, además de ser una fuente renovable, es más económica que el diésel. A la vez que los costos y tiempos de mantenimiento son más bajos, sin cajas de cambio, tanques de combustible, motores térmicos, sistemas de ventilación, enfriamiento y escape».

Además, cada Ecolancha puede brindar suministro eléctrico a escuelas o centros de salud en caso de catástrofe, ya que la batería podría abastecer durante aproximadamente un mes a una vivienda promedio de la ciudad de Buenos Aires.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 29/11, 3:06 pm