PUBLICIDAD
Simulaciones

En imágenes: la NASA reveló como se ve el atardecer en diferentes planetas

Estas imágenes brindan una visión cautivadora, a través de simulaciones impresionantes, de cómo sería experimentar el atardecer en distintos planetas del sistema solar.

Un equipo de científicos del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) invitan a explorar más allá de lo convencional al crear una simulación que permite visualizar cómo serían los atardeceres en diversos planetas.

NASA: cómo se ve el atardecer en diferentes planetas

Urano

Urano, posicionado como el séptimo planeta desde el Sol, se distingue como un gigante de hielo con una capa fluida de hielo sobre un núcleo sólido. Su atmósfera, compuesta principalmente por metano (CH4), hidrógeno (H2) y helio (He), es crucial para comprender el singular atardecer que se observa en este planeta.

El ocaso en Urano se presenta con un intenso tono azul que gradualmente se desvanece, transformándose en un azul más suave debido a la interacción de la luz solar con la atmósfera del planeta.

Marte

Marte, conocido como el «planeta rojo», se caracteriza por ser un mundo desértico, rocoso y frío, debido a la presencia de hierro oxidado en su superficie. El agua en Marte se encuentra principalmente en forma de polvo helado y nubes tenues. Se han encontrado pruebas de agua líquida salada en algunas laderas marcianas. Este planeta experimenta estaciones, presenta casquetes polares, volcanes inactivos, cañones y un clima diverso que contribuye a su rica geología y paisaje.

La atmósfera en Marte es escasamente densa y está compuesta principalmente por dióxido de carbono (CO2), nitrógeno (N) y argón (Ar). El atardecer en Marte presenta un cambio de color, pasando de tonos pardos a azulados.

Venus

Venus ostenta el título de ser el planeta más cálido de todo el sistema solar, y esta característica se atribuye a la composición de su atmósfera, que contiene elevadas concentraciones de gases de efecto invernadero. Su atmósfera densa está compuesta principalmente por dióxido de carbono (CO2), desencadenando el conocido efecto invernadero, y contiene nubes compuestas de ácido sulfúrico (HSO), así como trazas de agua, cloro y hierro. La temperatura en Venus varía notablemente, oscilando desde aproximadamente -45 °C hasta 500 °C.

Durante el atardecer, el cielo adquiere un color amarillo intenso que gradualmente pierde brillo hasta la llegada de la noche.

Titán

Titán, la luna más grande de Saturno, tiene un diámetro aproximadamente un 50% más grande que nuestra Luna. A menudo se describe como un satélite con características similares a un planeta. Titán es único entre las lunas conocidas por tener una atmósfera sustancial. Esta atmósfera es densa y opaca, y según los datos disponibles, está compuesta principalmente de nitrógeno, aunque hasta un 6% podría ser metano y compuestos complejos de hidrocarburos.

El color del atardecer en Titán es uno de los más intensos de todos, predominantemente dominado por tonos dorados o amarillos fuertes.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 29/01, 3:15 pm