PUBLICIDAD
Triple impacto

Una empresa argentina creó un burlete con el descarte de cámaras de bicicleta, ¿cómo lo hizo?

El producto de triple impacto impide la fuga de calor. No tiene bolsa plástica está hecho con materiales reciclables. El desarrollo a cargo de Isolant.

La construcción sustentable empieza lentamente a ganarse un lugar, con productos más amigables con el medioambiente. Además de esta propuesta circular, una empresa argentina decidió crear burletes con cámaras de bicicleta de descarte.

Se trata de Isolant, empresa que se dedica a temas de aislamiento térmico, que presentó el Puertelete Reforzado, un burlete para debajo de la puerta que ayuda a calefaccionar el ambiente, impide la fuga del calor y mantiene el ambiente fresco ante las altas temperaturas.

El burlete permite ahorrar energía y combatir las altas temperaturas del verano y la fuga de calor en invierno.

«El producto llega con una propuesta sostenible con gran valor ambiental y equidad social, siendo el primero sin bolsa plástica y con materiales reciclables, incluso en su etiqueta», explicaron en un comunicado de prensa.

Cómo se hizo el burlete eco-friendly

Desde la empresa explicaron que el diseño de Puertelete Reforzado se hizo a través de un proceso de producción responsable con el medio ambiente y se constituye con una iniciativa de triple impacto, «ya que este burlete es confeccionado con cámaras de bicicleta descartadas conscientemente por la empresa Cámaras Colla, también es fabricado con tubos de espuma de material reciclado postconsumo y elaborado por personas privadas de su libertad para la inclusión laboral».

Además de evitar que ingresen y egresen partículas por la ranura inferior de la puerta, el burlete tiene otros beneficios como ayudar a calefaccionar y proteger del frío, impedir la entrada de polvo, bichos y roedores, su instalación es muy sencilla, es apto para cualquier piso liso, el material es impermeable y durable en el tiempo y es estético.

El burlete no tiene bolsa plástica y está hecho con materiales reciclable.

“Desde Isolant nuestro compromiso es asegurarles a nuestros clientes una solución para combatir las altas temperaturas del verano y la fuga de calor en invierno. Para ello, nos enfocamos en crear Puertelete que, además de su eficiencia, pone énfasis en una mirada de impacto ambiental, social y económico”, afirma Margarita May, gerente general de Isilant Aislantes.

Y agrega: “Nos enorgullece seguir trabajando en pos de una industria más sostenible y responsable con la comunidad que nos rodea.”

En esta iniciativa, JUAGA cumple un importante rol al ser una empresa centrada en la lucha contra la contaminación ambiental y la desigualdad social. La marca de indumentaria, con la que la compañía ya ha realizado otras acciones de impacto positivo, tiene la función de confeccionar el Puertelete Reforzado desde la cárcel de Olmos, por lo tanto actúan como fasón en este caso.

“Desde JUAGA en conjunto con Cámaras Colla, decidimos contribuir al proyecto de ISOLANT ya que consideramos muy necesario seguir pulsando aportes significativos en materia de inclusión social y que hagan hincapié en valores importantes para nosotros como la reutilización de materiales para no generar desechos innecesarios”, aporta Leandro Caamaño de JUAGA.

En este sentido explican que la fabricación de 2.860 Puerteletes Reforzados «ha tenido un impacto ambiental positivo al reutilizar 715 kg de caucho de cámaras de bicicletas. La economía circular aplicada en el producto ha contribuido a reducir residuos, ahorrar recursos naturales y energía, y ha evitado emisiones de CO2 asociadas con la producción de nuevos materiales».

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 03/08, 3:51 pm