PUBLICIDAD
Mar Chiquita

Así es la única escuela 100% sustentable de Argentina, que fue construida con 25 toneladas de residuos

Alberga a 120 niños y niñas y se erige como un modelo ejemplar que fusiona educación y conciencia ambiental y es un faro inspirador.

En el corazón de Mar Chiquita, en las cercanías del arroyo El Cangrejo y a tan solo cinco cuadras del mar, se erige una construcción singular que alberga a 120 niños y niñas: la Escuela Primaria Nº 12. Este edificio de 315 metros cuadrados no solo cumple su función educativa, sino que se erige como un modelo ejemplar de sostenibilidad y conciencia ambiental en Argentina. 

Construida en 2018, esta institución, fruto de la colaboración de más de 200 personas de diversas partes del país y el mundo, se destaca como la segunda escuela sustentable en Latinoamérica.

Guiada por los principios del método Earthship del arquitecto norteamericano Michael Reynolds, la escuela utiliza energías renovables, siendo completamente autosuficiente gracias a paneles solares. 

//Mirá también: Así funcionan estos murales sustentables que absorben el dióxido de carbono

Además, su diseño basado en el «acondicionamiento térmico pasivo» mantiene una temperatura estable entre 18°C y 25°C durante todo el año sin necesidad de calefacción o refrigeración artificial. La captación de agua de lluvia y la reutilización de aguas grises para riego y limpieza son prácticas habituales en este espacio educativo, que cuenta con huertas interiores y exteriores para proveer alimentos orgánicos a la comunidad educativa.

La conexión con la comunidad es un pilar fundamental del proyecto, con estrategias que involucran activamente a los habitantes de Mar Chiquita. La cooperadora, formada por familias comprometidas, impulsa iniciativas como una tiendita sustentable y la construcción de nuevos juegos con madera. 

La directora, Florencia Capornio, ha desempeñado un papel crucial al integrar la sustentabilidad en la currícula escolar y fomentar la participación de los padres, quienes lideran visitas guiadas y actividades educativas.

La Escuela Sustentable no solo se destaca como una construcción innovadora, sino como un centro de aprendizaje y conciencia para la comunidad. Con talleres educativos, visitas guiadas y un enfoque integral en la educación ambiental, se ha convertido en un símbolo de conservación y protección del medio ambiente en la región. 

Este hito no solo atrae la atención de quienes buscan innovación educativa, sino que también se ha integrado en recorridos turísticos locales, destacando su importancia como un faro inspirador que demuestra que la educación y la sostenibilidad pueden coexistir para construir un futuro más consciente y respetuoso con el medio ambiente. 

La Escuela Sustentable de Mar Chiquita no solo es localmente sostenible, sino un testimonio vivo de cómo la comunidad puede llenar de significado la sostenibilidad.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 27/12, 12:33 pm