PUBLICIDAD
Hallazgo

Un telescopio descubrió ocho supertierras y una de ellas podría tener bioseñales

Estas son exoplanetas más masivos y grandes que nuestro planeta, pero más pequeños que planetas como, por ejemplo, Júpiter y Saturno.

Una de las grandes búsquedas de la astronomía es la posibilidad de hallar un planeta con condiciones similares a la Tierra para la reproducción de la vida. En este sentido, un telescopio descubrió ocho supertierras y una de ellas podría tener bioseñales.

La “Tierra 2.0” sería un exoplaneta con características muy similares a la nuestra, desde la composición, la atmósfera e incluso el tamaño. Sin embargo, los planetas más pequeños son más complicados de encontrar que los grandes.

Ésta es una de las razones por las que los exoplanetas encontrados suelen ser gigantes gaseosos como Júpiter y Saturno. Los exoplanetas del tamaño de la Tierra, o incluso más pequeños como Marte, se encuentran con menos frecuencia precisamente porque las técnicas son mejores para objetos más grandes.

El telescopio espacial utilizado para buscar exoplanetas, llamado TESS, ahora encontró ocho supertierras. Curiosamente, seis son «planetas clave», lo que podría explicar la falta de planetas del tamaño de la Tierra y Neptuno.

Para conocer la atmósfera de estos planetas y su composición, los investigadores que dirigieron el trabajo realizaron simulaciones. Una de estas simulaciones mostró que uno de ellos podría tener una cantidad de gas metano que es una bioseñal.

Aún es demasiado pronto para confirmar si el metano está realmente presente en uno de ellos. El grupo sostiene que el telescopio James Webb sería esencial para confirmar si el gas está presente o no en la atmósfera del exoplaneta.

//Mirá también: Hallaron “aviones” en Júpiter gracias a las imágenes del telescopio espacial James Webb

Exoplanetas

Los exoplanetas, también conocidos como planetas extrasolares, son planetas que orbitan estrellas distintas al Sol, es decir, se encuentran fuera de nuestro sistema solar. 

Estos planetas se descubren mediante diversas técnicas de observación astronómica, como la detección de tránsitos (cuando un exoplaneta pasa por delante de su estrella y atenúa momentáneamente su luz), mediciones de velocidad radial (que revelan las oscilaciones de una estrella causadas por la influencia gravitacional de un planeta), y observaciones directas a través de telescopios.

El estudio de exoplanetas es una rama emocionante de la astronomía, ya que nos permite aprender más sobre la diversidad de planetas que existen en el universo y entender mejor cómo se forman y evolucionan. Algunos exoplanetas se encuentran en zonas habitables de sus estrellas, donde las condiciones podrían ser adecuadas para la existencia de agua líquida y, potencialmente, vida.

Desde que se descubrió el primer exoplaneta en 1995, miles de ellos han sido identificados y catalogados, lo que ha revolucionado nuestra comprensión del cosmos y ha planteado preguntas fundamentales sobre la posibilidad de otros mundos habitables más allá de nuestro sistema solar.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 08/11, 9:20 am