PUBLICIDAD
Movilidad

Stellantis anunció la fabricación de autos híbridos y eléctricos en Sudamérica

La producción comenzará en 2024 y habrá cuatro niveles de electrificación. Cuáles son los planes de la compañía.

El Grupo Stellantis, integrado por la fusión de FCA (Fiat-Chrysler) y PSA (Peugeot-Citroën), anunció su plan para fabricar vehículos híbridos y eléctricos en Brasil. 

Según las primeras informaciones, los modelos electrificados de producción regional comenzarán a fabricarse recién en 2024 y se ofrecerán cuatro tecnologías diferentes.

Teniendo en cuenta que en la región el mercado aún es pequeño, el objetivo de Stellantis es cumplir con las nuevas normas de emisiones Proconve L8, que comenzarán a regir en Brasil a partir de 2025. Así, el plan de Stellantis es alcanzar el 60% de participación de vehículos electrificados en Brasil para el año 2030.

Stellantis anunció que en Brasil se producirán cuatro tipos diferentes de tecnologías de electrificación: 

  • Sistemas MHEV (mild-hybrid)
  • HEV (híbrido convencional)
  • PHEV (híbrido enchufable) 
  • BEV (100% eléctrico)

Antonio Filosa, titular de Stellantis para Sudamérica, dijo que los primeros productos electrificados producidos en la región se lanzarán a la venta en 2024. Además, agregó que creen que será un “vehículo de gran volumen de ventas»

Los vehículos eléctricos (VE) ofrecen una serie de beneficios significativos, tanto para los usuarios como para el medioambiente. Estos son los principales beneficios:

1. Sostenibilidad y reducción de emisiones: los vehículos eléctricos no utilizan motores de combustión interna que quemen combustibles fósiles, lo que significa que no emiten gases de efecto invernadero ni contaminantes locales, como dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NOx) o partículas finas. Al usar la electricidad de fuentes renovables, como la solar o la eólica, los vehículos eléctricos pueden contribuir significativamente a reducir la huella de carbono del transporte, ayudando a combatir el cambio climático y mejorar la calidad del aire en áreas urbanas.

2. Menores costos operativos y de mantenimiento: los vehículos eléctricos tienen un costo por milla (o kilómetro) significativamente menor en comparación con los vehículos de combustión interna. El precio de la electricidad es generalmente más estable y predecible que el de los combustibles fósiles, lo que puede proporcionar a los conductores un ahorro a largo plazo en combustible. Además, los vehículos eléctricos tienen menos partes móviles y, por lo tanto, requieren menos mantenimiento en comparación con los vehículos convencionales, lo que puede reducir los costos de servicio y aumentar la vida útil del automóvil.

3. Silencio y comodidad en la conducción: los vehículos ecológicos son notablemente más silenciosos que los vehículos tradicionales que funcionan con motores de combustión interna. Esto reduce la contaminación acústica en áreas urbanas y proporciona una experiencia de conducción más tranquila y cómoda para los ocupantes. Además, los vehículos eléctricos suelen tener una aceleración más rápida y un par motor inmediato desde el arranque, lo que puede brindar una sensación de conducción más suave y receptiva.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 03/08, 1:03 pm