PUBLICIDAD
Por el espacio

Qué es el módulo lunar japonés SLIM y cómo funciona

La agencia espacial de Japón confirmó que reanudó operaciones tras lograr restaurar el suministro de energía. Qué había pasado.

El módulo lunar japonés SLIM reanudó operaciones este fin de semana, tras lograr restaurar el suministro de energía, informó la agencia espacial nipona JAXA.

«Anoche logramos finalmente establecer comunicación con la sonda SLIM y reanudó operaciones», indicó este lunes la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial JAXA en la red social X.

//Mirá también: En imágenes: la NASA reveló como se ve el atardecer en diferentes planetas

«Inmediatamente comenzamos con las observaciones científicas con la MBC (Cámara Espectroscópica Multibanda) y pudimos obtener la primera luz para observación a 10 bandas», sumó el organismo japonés.

La JAXA también subió en la red X una imagen captada por la sonda de una roca llamada «Caniche de Juguete», observada cerca del módulo.

Qué es el módulo lunar japonés SLIM

El módulo SLIM, «Smart Lander for Investigating Moon», (Módulo de aterrizaje inteligente para investigar la Luna) es un módulo de aterrizaje lunar diseñado para investigaciones en la Luna. Lanzado junto con la misión XRISM en septiembre de 2023, busca resolver misterios sobre la formación del universo mediante una misión de rayos-X.

//Mirá también: Una científica halló el agua más antigua del mundo, la probó y reveló su sabor

SLIM realizó un «alunizaje histórico a unos 55 metros de su blanco inicial», un grado alto de precisión, que convirtió a Japón en «el quinto país, en lograr posar sobre la Luna», después de los Estados Unidos, la Unión Soviética, China e India, consignó la agencia de noticias AFP.

El módulo SLIM, «Smart Lander for Investigating Moon», (Módulo de aterrizaje inteligente para investigar la Luna) es un módulo de aterrizaje lunar diseñado para investigaciones en la Luna.

«Pudimos completar la transmisión de datos técnicos e imágenes adquiridas durante el descenso y en la superficie lunar antes de que se cortara la energía», dijo JAXA en la red social X, tras lo cual añadió que se había recibido un «gran volumen de datos».

Pero la JAXA había anunciado, poco tiempo después de concretarse el alunizaje, que no podía confirmar que las baterías solares del SLIM estuvieran generando energía, por lo cual «cortó su suministro eléctrico menos de tres horas después de posar en la Luna».

«La agencia espacial japonesa había apagado la alimentación eléctrica de su sonda SLIM, después de su histórico alunizaje, con el objetivo de ahorrar baterías y la esperanza de restaurar funciones», amplió la agencia de noticias AFP.

Las dos misiones espaciales previas de Japón, una pública y una privada, habían fracasado.

En 2022, el país asiático envió sin éxito la sonda lunar Omotenashi como parte de la misión estadounidense Artemis 1.

En abril, la empresa emergente «Ispace» intentó convertirse en la primera firma privada en llegar a la Luna, pero luego perdió la comunicación con su nave después de un «aterrizaje duro».

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 29/01, 7:00 pm