PUBLICIDAD

Economía circular: así es como Pepsico impulsa el «reciclado con inclusión social»

La compañía participa junto a otras empresas en una iniciativa para mejorar la gestión de los residuos y fortalecer a las cooperativas de recicladores.

Desde 2008, el 1ero de marzo fue instituido como “Día Mundial del Recuperador Urbano”, en homenaje a al menos ocho recicladores que fueron asesinados en 1992 en Barranquilla, Colombia, mientras recolectaban materiales para sobrevivir. 

Hoy, según datos del Banco Mundial, unas 4 millones de personas en América latina se dedican al acopio, recuperación y reciclado de residuos.

La mayoría lo hace en la informalidad, sin acceso a derechos laborales básicos, retribución justa y cobertura de salud. Sin embargo, a lo largo de las últimas décadas, se han conformado cooperativas y microempresas que lograron que su tarea sea reconocida por parte de los estados municipales. 

También se crearon programas como la Iniciativa Regional por el Reciclaje Inclusivo (IRR, hoy Latitud R), con la participación de Fundación Avina y un grupo de empresas.

«Pepsico forma parte de esta iniciativa cuyo objetivo es fortalecer los sistemas públicos de gestión integral de residuos y la cadena de valor del reciclaje, con reconocimiento y formalización del rol de los recuperadores urbanos”, comenta Andrea Valdez, coordinadora de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad. 

“Para PepsiCo el tema de Reciclaje inclusivo es de gran importancia, a nivel global pero muy especialmente en Latinoamérica, donde desde 2008 estamos trabajando en distintas iniciativas junto a otras empresas y organizaciones”, destaca. 

“Entre 2011 y 2014 apoyamos un Programa de Fortalecimiento de Cooperativas de Recuperadores Urbanos en alianza con Fundación Avina, que logró la sistematización de procesos y conocimientos sobre modelos de gestión, particularidades y necesidades de los actores de la cadena del reciclaje. Esta experiencia nos llevó a integran desde 2015 la Iniciativa Regional de Reciclaje Inclusivo (IRR), que a partir de 2020 se transformó en la plataforma LATITUD R, implementada también por Fundación AVINA”, explica. 

Las cooperativas de recuperadores son esenciales en el camino hacia una economía circular en la que los residuos se transforman en recursos.

“Para esto les proveemos recursos de infraestructura, tecnología, capacitación sobre los sistemas de gestión que mejoren la productividad y asistencia técnica de profesionales y especialistas”, detalla.

Hacia el packaging sustentable

La estrategia de PepsiCo para “que los plásticos nunca se conviertan en desechos”  se basa en cuatro pilares: “Reducir la cantidad de plásticos que utilizamos; reciclar y reutilizar los plásticos que compramos; y reinventar nuestro packaging”, apunta Valdez.

“Nuestra meta para el año 2025, es lograr que el 100% de nuestros empaques sean reciclables, compostables o biodegradables. Hasta 2020, teníamos cumplido un 88% de esa meta a nivel global”, afirma.

Asimismo, la firma puso en marcha en 2017 en Argentina el Programa “Mujeres con Propósito”, que busca empoderar a las mujeres latinoamericanas a través de capacitación en temas de emprendedorismo y empleabilidad

Este programa se realiza en alianza con FUNDES en 8 países; y se promueven alianzas con organizaciones gubernamentales, privadas, ONGs, académicas, financieras, que acercan de forma gratuita este beneficio a mujeres de sus públicos de interés. 

En los últimos tres años, se capacitaron más de 1.400 mujeres en Argentina y más de 7.200 en la región, conformando una red de emprendedoras latinoamericanas.

“Nuestro objetivo es llegar a mujeres de toda nuestra cadena de valor, sobre todo comercial, tan afectada por la pandemia en 2020; y a mujeres rurales, a través de la plataforma de cursos virtuales ”, concluye 

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 02/03, 7:20 am