PUBLICIDAD

De Ushuaia hasta México: así es la primera red de estaciones de servicio para autos eléctricos

El holding italiano dueño de la distribuidora Edesur desarrolló un corredor de equipos de carga que se extiende por todo el contenente americano.

Mientras mantiene  con el Gobierno una dura controversia por la concesión de Edesur, del cual es accionista controlante, el grupo italiano Enel acaba de crear el primer corredor de carga totalmente destinado a autos eléctricos de la región. 

Se trata de la instalación de 200 estaciones de carga de “nafta eléctrica” que estarán distribuidos entre la localidad argentina de Ushuaia y la ciudad de Ensenada, en México, recorriendo la costa oeste de América del Norte, Central y del Sur y a lo largo de los la Cordillera de Los Andes.

Fuentes de la empresa europea confirmaron a EconoSus que el corredor abarca 11 países, lo cual le permitirá a los dueños de autos o motos impulsados a energía sustentable viajar desde América del Norte hasta la parte más meridional de Sudamérica.

“El Corredor Eléctrico Panamericano de Carga, que aparece en el documental Long Way Up, facilita la movilidad eléctrica entre Ensenada, la península de Baja California en México y Ushuaia, una ciudad en el sur de Argentina, que ahora se ha convertido en el punto más austral del continente para tener un vehículo eléctrico en carga instalaciones”, detalla Francesco Venturini, CEO de Enel X.

La proveedora

La compañía propiedad del holding europeo dedicada a la provisión de infraestructura de movilidad eléctrica y soluciones de red, con alrededor de 130.000 puntos de carga de vehículos eléctricos inteligentes públicos y privados disponibles en todo el mundo.

También desarrolla productos y soluciones digitales en sectores donde la energía muestra mayor potencial de transformación como son  ciudades, hogares, industrias y electricidad móvil. Gestiona servicios como para más de 6 GW de capacidad total a nivel global y 110 MW de capacidad de almacenamiento instalada en todo el mundo. 

En diálogo con EconoSus , el ejecutivo agrega que “el recorrido es ahora una realidad, gracias al primer corredor de carga de vehículos eléctricos de Enel X, a partir de la instalación de los puntos de carga JuiceBox”.

Estos surtidores son similares a los que Enel X instaló el año pasado en algunas estaciones de servicio ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires. Uno es el llamado tótem de energía eléctrica en la estación de servicio de Axion, situada en la esquina de Avenida del Libertador y Salguero.

Un espacio que provee 22kw de carga y tiene dos dispensadores, con capacidad para abastecer a dos autos simultáneamente.

El segundo se encuentra en la sede central de Enel, en San José y Alsina y, como el primero, ofrece a los dueños de autos eléctricos la posibilidad de abastecerse de energía de manera gratuita.

Por su parte, los nuevos equipos que se irán abriendo en el nuevo corredor panamericano se podrán visualizar a través de una aplicación (app) que se denomina JuicePass, lo que permite a los conductores cargar su automóvil eléctrico o motocicleta.

 “Lo podrán hacer mientras también disfrutan de un paisaje increíble, desde Cusco, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hasta impresionantes vistas de los Andes, glaciares o un lago salado en el desierto de Atacama”, detalla el CEO de Enel X.

Para la construcción de este corredor, Enel  debió utilizar su tecnología JuiceBox y enviar  equipos técnicos a los lugares más remotos de América con el objetivo de seguir apostando a la promoción de los vehículos eléctricos.

“Lo hacemos en todo el mundo, permitiendo la adopción generalizada de la movilidad eléctrica, incluso en lugares lejanos donde las instalaciones de carga de vehículos eléctricos no estaban disponibles anteriormente», agrega Venturini.

Sostiene también que el llamado “Corredor Panamericano de Carga 100% Eléctrico” está en línea con el compromiso de Enel Group con la ONU sobre los objetivos de desarrollo sostenible.

“El enfoque es garantizar el acceso a energía limpia y asequible, promover el crecimiento económico inclusivo, fomentar una infraestructura resiliente, una industrialización sostenible e innovación en ciudades inteligentes y acción climática”, destaca el titular de Enel X.

Al colocar la economía circular en su núcleo, la empresa asegura comprometerse a la creación de infraestructuras públicas y privadas y servicios innovadores, para superar el uso barreras, además de crear un nuevo valor económico, social y  medioambiental para accionistas, consumidores, empresas y administraciones públicas.

El objetivo es trabajar para hacer más circulares las infraestructuras de recarga no solo en las fases de uso sino a lo largo de todas las fases de vida del producto, comenzando por combinar el suministro de las energías renovables con el reciclado de plásticos y la maximización de repuestos durante la instalación y fases de mantenimiento.

El mapa

Como parte del corredor la empresa instaló 220 puntos de carga JuiceBox de los cuales 11 ya se encuentran activos en Argentina; Bolivia; Chile; Colombia; Costa Rica; Guatemala; Honduras; México; Nicaragua; Panamá y Perú. 

Del total de equipos, 196 puntos de carga están integrados y visibles en JuicePass, Enel X’s, la aplicación que permite a los usuarios gestionar todos los servicios disponibles en puntos de carga públicos y privados.

La aplicación ofrece múltiples perfiles de usuarios, según las necesidades de los clientes y el caso de uso como ser carga pública; carga en el lugar de trabajo o carga en el hogar. JuicePass también funciona con todas las redes de carga públicas compatibles con Enel X.

Según el mapa desarrollado por la empresa, algunos de los lugares que conecta la ruta incluyen:

En Argentina: Ushuaia, el lugar con la estación de carga más austral del mundo. También Calafate, donde los viajeros pueden admirar el Glaciar Perito Moreno, y Caviahue, cerca de un volcán.

En Chile: el parque nacional Torres del Paine, y San Pedro de Atacama, una ciudad ubicada junto a un lago salado en el corazón del desierto más seco del mundo.

En Bolivia: en el desierto Palacio de Sal.

En Perú: la antigua ciudad inca de Cuzco. Otro punto de recarga también se encuentra en el camino a Machu. Picchu.

Panamá: los conductores pueden cargar sus vehículos con energía 100% verde producida por Chiriquí, una planta de energía solar, propiedad de Enel Green Power.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 12/10, 8:09 am