PUBLICIDAD
Impacto positivo

Compost bocashi, qué es y cuáles son las diferencias con el compost tradicional

El resultado es un producto rico en nutrientes que enriquece el suelo y promueve la salud de las plantas. Conocé más detalles.

El compost, también conocido como abono orgánico, es un valioso recurso que se obtiene a partir de la descomposición de materiales orgánicos, como restos de alimentos, hojas, ramas y otros desechos biodegradables. 

Este proceso de descomposición, que ocurre de manera natural, se potencia y controla en la práctica del compostaje, donde se combinan los materiales adecuados y se gestionan las condiciones ambientales para acelerar la descomposición. 

El resultado es un producto rico en nutrientes que enriquece el suelo y promueve la salud de las plantas, al tiempo que reduce la cantidad de residuos orgánicos que terminan en vertederos, contribuyendo así a la sostenibilidad medioambiental. Sin embargo, ahora surgió una nueva versión: el compost bocashi.

//Mirá también: Creó un juguete para que dure 400 años y logró reciclar toneladas de plástico

Diferencias entre el compost Bocashi y el compost tradicional

– El abono Bocashi no solo contiene materia orgánica, también aporta al suelo una gran cantidad de minerales y microorganismos beneficiosos para las plantas. 

– El compost Bocashi se prepara más rápido que el compost tradicional, estando listo en dos o tres semanas, mientras que el compost tradicional tarda varios meses en madurar. 

– El Bocashi sigue una «receta» o modo de preparación más estricto, con componentes y cantidades específicas que se deben añadir al montón de compost. En cambio, el compost tradicional admite una variedad de componentes sin ninguna obligación, siempre y cuando haya materiales verdes y marrones. 

– En el compost podemos ir añadiendo restos de cultivos, alimentos o materiales biodegradables en la cantidad deseada durante semanas o meses. En cambio, el compost Bocashi se prepara de una sola vez, añadiendo todos los componentes al mismo tiempo. 

– El volteo es esencial en ambos tipos de compost, pero en el caso del Bocashi debe realizarse con mayor frecuencia: al principio dos veces al día y luego una vez al día.

//Mirá también: Una startup argentina transforma los residuos y paga a sus usuarios por reciclar, ¿cómo funciona? 

Beneficios

– Mejora la fertilidad del suelo

– Es menor el tiempo de fermentación que en el compost tradicional

– Mejora los rendimientos de los cultivos

– Los cultivos tienen mayor resistencia a los ataques de insectos.

– Mayor resistencia  las heladas

Ingredientes para el compost bocashi

1 litro de melaza o azúcar.

150 gramos de levadura fresca.

2-3 litros de agua templada (sin cloro) para mezclar con la melaza y la levadura y regar el compost.

2 sacos de cascarilla de arroz u otros restos de cosecha, rastrojos, paja…

2 sacos de gallinaza o de otro tipo de estiércol.

2 sacos de tierra común (si no es uniforme, tamizarla antes para que las partículas tengan el mismo tamaño).

5 kg de salvado de arroz o de otro cereal.

1 kg de carbón vegetal triturado.

5 kg de polvo de roca + ceniza.

5 kg de tierra de bosque o de bocashi maduro para inocular más microorganismos a la mezcla.

Cómo hacer compost Bocashi

– Cada ingrediente aporta microorganismos, minerales como el silicio, materia orgánica y nutrientes básicos como el nitrógeno, mejorando la estructura del suelo. 

– Añade los ingredientes en capas y riega con la mezcla de agua, melaza y levadura. 

– Mezcla las capas con una pala para obtener un montículo homogéneo y no muy alto. 

– Durante dos o tres semanas, voltea el montón diariamente y controla la temperatura para evitar que suba demasiado.

En la maduración, la temperatura del compost Bocashi no debe superar los 50-60 ºC. Por eso se requieren volteos constantes y la disposición del compost en un montículo de 30-40 cm de altura, evitando montones altos o cajoneras que pueden aumentar la temperatura interna.  

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 06/11, 12:32 pm