PUBLICIDAD
Calentamiento global

Un multimillonario insta a reorientar el Banco Mundial tras la marcha del negacionista Malpass

George Soros reclamó una "reorientación" de las instituciones financieras multinacionales para afrontar el desafío del cambio climático.

El multimillonario George Soros reclamó en Múnich (sur de Alemania) una «reorientación» de las instituciones financieras multinacionales para abordar el cambio climático, tras la renuncia del presidente del Banco Mundial, David Malpass, un «negacionista», según el filántropo.

Soros advirtió de que el ritmo acelerado del cambio climático «causará migraciones a gran escala para las que el mundo no está preparado» e instó a cambiar la forma en la que los seres humanos lidian con ese fenómeno.

Por eso pidió «reorientar las instituciones financieras internacionales, particularmente el Banco Mundial», y se refirió a Malpass, quien anunció este miércoles su intención de dejar el cargo en junio próximo.

Malpass quedó en entredicho hace unos meses cuando se resistió a reconocer el consenso científico de que los humanos que queman combustibles fósiles provocan un calentamiento rápido y peligroso del planeta.

Soros, que intervino en un evento previo a la Conferencia de Seguridad de Múnich, que se abre este viernes, advirtió de que «nuestra civilización se verá altamente afectada por las temperaturas elevadas que harán que gran parte del mundo sea prácticamente inhabitable».

El multimillonario estadounidense de origen húngaro explicó con detalle las consecuencias detectadas en el Ártico por el cambio climático, que dijo avanza de manera «inexorable», y clamó por «la necesidad de restaurar» el sistema estable que dominaba esa región del planeta.

Soros advirtió de que el deshielo de la capa de hielo de Groenlandia «atenta contra la supervivencia de nuestra civilización» y que los proyectos de mitigación y adaptación son importantes, pero no suficientes. Antes de que el cambio climático alcance un punto crítico, alegó que debemos financiar «el ingenio humano» que repare ese sistema.

El financiero y fundador y presidente de las Open Society Foundations abordó además algunos de los asuntos que se prevé dominarán la reunión de Múnich, como la guerra en Ucrania y la situación geopolítica mundial.

En el caso de Ucrania, estimó que es «probable» que triunfe «la apuesta desesperada» del presidente ruso, Vladímir Putin, de acudir a mercenarios de Yevgheny Prigozhin, del Grupo Wagner.

Pero «la resistencia del ejército ucraniano es fuerte y, cuando Ucrania pueda usar las armas que se le prometieron, todo se dará la vuelta», opinó.

Abordó también la situación en Turquía y dijo que su presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha gestionado mal la economía turca y fue «autocrático», al intentar encarcelar a su oponente más poderoso, el alcalde de Estambul, y prohibirle al Partido de los Trabajadores de Kurdistán participar en las elecciones que se celebrarán en mayo.

Pero advirtió de que el presidente turco no podrá romper con la tradición de permitir que partidos políticos supervisen el conteo de votos, lo que «complicará falsificar los resultados».

Se refirió además al devastador terremoto sufrido por ese país y estimó que los ciudadanos turcos están enojados «por las respuestas lentas del gobierno y el deseo de controlar los esfuerzos de ayuda humanitaria».

La devastación «no fue cosa del destino», según Soros. «Las prácticas de edificación negligentes de Turquía y el modelo de crecimiento de Erdogan enfocado en la construcción empeoraron todo», concluyó.

Fuente: EFE

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 17/02, 9:22 am