PUBLICIDAD
Turismo Sustentable

Germán Rodríguez, cofundador de Casartero: “Si lo hacemos nosotros a mil kilómetros de Buenos Aires, ya está, vos no tenés excusa”

El cofundador de la ecoposada, ubicada en San Rafael, Mendoza, cuenta cómo nació la propuesta, qué significa la sustentabilidad en el rubro hotelero y qué valor tiene.

En la localidad rural de Los Claveles, en San Rafael, Mendoza, entre olivos y viñedos, Germán Rodríguez y Virna Lavarino decidieron crear Casartero. Se trata de una propuesta de alojamiento sustentable basada en el cuidado de los recursos naturales, el uso de energías renovables y la clasificación y disminución de residuos. Esta iniciativa busca desarrollarse de manera ética, responsable y socialmente comprometida dentro de la actividad hotelera.

Tuvimos la oportunidad de conversar, mediante videollamada, con Germán, cofundador de la ecoposada para conocer más sobre este fascinante emprendimiento.

Casartero se encuentra en San Rafael, Mendoza

¿Qué hacían antes de Casartero y cómo surgió la idea?

«Ni Virna ni yo venimos de la actividad. Yo era empleado de una empresa tabacalera, ese fue mi único trabajo. Virna había incursionado en la industria gastronómica y tenía una vinoteca, pero su trabajo principal era en la empresa de su familia. Cuando nos conocimos y formamos pareja, los dos teníamos la idea de salir de Buenos Aires y sabíamos que el turismo era una posibilidad».

«Quisimos hacerlo de manera profesional, informada y apuntando a la sustentabilidad. Entonces fuimos a Hotelga (una feria de turismo y gastronomía) y conocimos Hoteles Más Verdes (se trata de un programa de sustentabilidad hotelera) que fue como nuestra biblia a la hora de armar el emprendimiento. Buscamos diferentes lugares donde instalarnos, pero necesitábamos que la tierra nos generara algo y eso lo encontramos en San Rafael al lado de Paco y María (vecinos) que hacen que este lugar sea mágico».

Si bien es una tendencia creciente en los últimos años, mucha gente no sabe de qué trata el turismo sustentable. ¿Podrías contarnos qué es y qué valor tiene en la actualidad?

«Es el compromiso del turismo con el entorno. Todos los que trabajamos en esta industria debemos tener esta responsabilidad y promoverla. Se dice que la nuestra es una industria sin chimenea, pero la inversión mal dirigida puede ser muy perjudicial para el planeta y las generaciones futuras. No podemos mirar para otro lado».

//Mirá también: Esta bodega argentina obtuvo el oro en sustentabilidad en concurso internacional de enoturismo

¿Cómo notan este sector del turismo en Argentina? ¿Tienen contacto con otros emprendimientos?

«Al estar dentro de Hoteles Más Verdes tenemos mucha llegada. A pesar de ser una microPyMe podemos acceder al programa y a la certificación que ofrecen, lo que es destacable. Estamos en contacto con otros alojamientos certificados, compartimos tips y conversamos».

«Luego de la pandemia lo que fue sustentabilidad y medioambiente se puso en valor, pero ahora se está volviendo al turismo convencional y nuestra forma de trabajar perdió protagonismo. De todas formas, las nuevas generaciones de viajeros están más comprometidas y son exigentes».

Busca desarrollarse de manera ética, responsable y socialmente comprometida

¿La gente que se aloja en Casartero tiene un conocimiento previo sobre el cuidado del ambiente? ¿Creés que se van con más conciencia?

«Viene mucha gente grande que no tiene idea del tema y se va con un poquito más. Hay gente que viene solo porque es lindo y con algo siempre se va: hacemos una siembra en la gente».

«Por otro lado, el que ya entiende algo del tema lo termina fortaleciendo. Si Casartero puede trabajar en los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en Los Claveles a mil kilómetros de Buenos Aires, a media hora del centro de San Rafael, rodeado solamente de olivos y viñedos, ya está, no tenés excusa. Es actitud, compromiso, empatía y responsabilidad».

«Desde su nacimiento en 2016, Casartero se compromete con los principios sustentables, entre los que se encuentra la accesibilidad. Hoy disponen de una maqueta volumétrica del complejo y una habitación con cartelería en Braille, y diseñaron una de sus unidades estudio-container para que sea accesible a personas que se trasladan en silla de ruedas».

¿Cómo encaja la accesibilidad dentro de la sustentabilidad?

«La sustentabilidad es transversal a todas las personas: no podemos no ser inclusivos. Esto no significa hacer una diferencia. Por ejemplo, ahora les hablo desde el container preparado para personas con silla de ruedas. La idea es que la propuesta sea exactamente igual, siguiendo los principios de la arquitectura universal: sirve para todos, cualquiera puede disfrutarlo tranquilamente. La inclusión dentro de la sustentabilidad es eso».

¿Qué se plantean a futuro? ¿Cuál es el objetivo más grande de Casartero?

«Siempre decimos que tenemos que saber cuál es nuestro techo. En cuanto a capacidad, nuestro techo es este, porque es lo que podemos manejar nosotros mismos estando al tanto del huésped y atendiendo sus expectativas e inquietudes. En cuanto a servicio, todos los días aparece algo nuevo y siempre que podamos innovar lo vamos a hacer. Arrancamos con un gran desafío que era certificarnos y ahora queremos hacerlo dentro del ‘nivel oro’. Conseguiríamos, así, la misma certificación que obtienen los grandes hoteles».

¿Cuáles son los valores que hacen a Casartero?

«Los valores son los que nombraba: empatía, compromiso, responsabilidad y mucho amor. Esto nació desde cero y para nosotros es amor puro. Lo volcamos en cada cosa que hacemos y es algo que se palpa».

«Detrás de esta ecoposada hay personas apasionadas por lo que hacen que ponen lo mejor. Así es como Casartero, emprendimiento familiar, logró ser certificado con ‘bronce’ por Hoteles Más Verdes, un programa que cuenta con el aval del Global Sustainable Tourism Council y se posicionó como un referente del turismo sustentable a nivel nacional», concluyó.

Por: Agustina Desirello Paz y Gastón Aguilar Gómez

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 03/11, 9:59 am