PUBLICIDAD

Fiat quiere generar energía para tu auto y tu casa: todos los detalles de este revolucionario proyecto

Tal como ha indicado FCA en un comunicado, esta iniciativa tiene el objetivo de llevar a cabo una interacción bidireccional entre coches y la red eléctrica.

El grupo automovilístico Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha iniciado en Italia junto a la compañía energética Engie un proyecto para desarrollar una infraestructura de carga «inteligente» de vehículos ‘cero emisiones’.

Tal como ha indicado FCA en un comunicado, esta iniciativa tiene el objetivo de llevar a cabo una interacción bidireccional entre los coches y la red eléctrica. Además de recargar los automóviles, este cargador inteligente permitirá usar la batería de los modelos para estabilizar la red.

«Esto representa una oportunidad para optimizar los costes operativos de los automóviles, en beneficio de los conductores, y una posibilidad concreta de contribuir a un sistema eléctrico más sostenible», ha indicado la firma italoestadounidense.

Proyecto para transmitir energía de un coche eléctrico a la red

Según ha informado, se espera que la necesidad de «equilibrar» los recursos de la red eléctrica aumente «considerablemente» en el futuro, para apoyar el desarrollo de fuentes renovables y el despliegue de coches eléctricos.

«Se estima que para 2025, la capacidad total de almacenamiento de vehículos eléctricos en Europa superará los 300 gigavatios hora (GWh), lo que representa el mayor recurso distribuido disponible para el sistema energético europeo», ha destacado el consejero delegado de Engie, Carlalberto Guglielminotti.

Por su parte, el director de e-Mobility de FCA en Europa, Roberto Di Stefano, ha indicado que los clientes podrán recibir dinero o energía gratis a cambio de este servicio de equilibrio, «sin comprometer sus necesidades de movilidad de ninguna manera».

En otro orden de cosas, FCA ha iniciado una negociación con el Gobierno de Italia para obtener un crédito de hasta 6.300 millones de euros respaldado por el Ejecutivo italiano para financiar actividades del grupo en el país transalpino y ayudar a superar la crisis del coronavirus.

De esta manera, la filial italiana de la compañía está en conversaciones con el banco Intesa Sanpaolo, para que se sitúe como prestamista principal de una línea de crédito de tres años para financiar actividades «exclusivamente» en Italia que, a juicio de la firma, apoyaría a unas 10.000 pequeñas y medianas empresas de su cadena de suministro.

El clásico que llega a la Argentina

A su vez, durante una videoconferencia realizada entre los directivos de FCA Argentina y un grupo de periodistas, los lanzamientos 2020 fueron uno de los temas a tratar.

Se realizó el viernes, mientras la marca confirmaba que necesitan volver a fabricar para cumplir con varios pedidos que se habían hecho antes del aislamiento, y también necesitan volver a vender, ya sea online o en los concesionarios, cuando el Gobierno lo permita.

En este contexto, además de repasar cómo está el mercado y el impacto en la industria, que es grave, el grupo integrado por Fiat y CJDR (Chrysler, Jeep, Dodge, RAM), confirmó los lanzamientos para el año, los cuales se mantienen en pie, y uno de ellos es el Fiat 500, el primer modelo con nueva tecnología de propulsión de la marca en el país. Te puede interesar

El 500 es un microhíbrido, es decir, cuenta con un motor que combina un naftero de la familia FireFly, un 1.0 tricilíndrico y atmosférico, con un motor de arranque-generador de 3,6 kW (llamado BSG), una red eléctrica de 12 V y una batería de iones de litio de reducidas dimensiones, que se ubica debajo del asiento del conductor.

Es decir, es un primer paso hacia las nuevas formas de propulsión, y para llegar al híbrido o eléctrico 100% habrá que esperar. Te puede interesar

En total, el Fiat 500 Hybrid tendrá 70 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 92 Nm, desde 3.500 rpm (10 Nm menos que el motor 1.2 de nafta de 69 CV), que se gestionan a través de una nueva caja de cambios manual de seis relaciones.

La particularidad de este sistema microhíbrido es que no puede mover el auto por sí mismo, como sí sucede en un híbrido convencional o en uno de tipo enchufable, pero sí que aporta una cuantas ventajas al conjunto. Por ejemplo, gracias a la energía almacenada en la batería, el motor puede apagarse, cuando se circula por debajo de los 30 km/h, en lo que sería una especie de función de navegación a vela ‘manual’, llamada Sailing.

El funcionamiento es el siguiente: cuando se baja de dicha velocidad, aparece un logo que invita a engranar punto muerto y, al hacerlo, se apaga la mecánica de combustible. Al mismo tiempo, la computadora de a bordo informa al conductor cuál es la marcha más adecuada a engranar, cuando quiera volver a acelerar; normalmente, entre primera y tercera.

Del mismo modo, el sistema BSG se ocupa de volver a poner en marcha el propulsor, cuando el Start&Stop ha cumplido con su cometido y toca reiniciar el trayecto.

Del mismo modo, la red eléctrica también sirve de apoyo, por ejemplo, en fuertes aceleraciones (una función que se llama e-Assist), al tiempo que hay dos modos de regeneración de energía en fases de deceleración y frenado: e-Coasting, cuando se levanta el pie del acelerador, y e-Breaking, cuando se frena.

En cuanto al diseño, espacio interior y calidad se mantienen como en el modelo anterior. Las diferencias hay que encontrarlas en la instrumentación, que incluye información adicional sobre el esquema de propulsión. Otro aspecto que se mantiene sin cambios es el baúl, con 185 litros de capacidad.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 25/05, 3:48 pm