PUBLICIDAD

Es argentino y desafía a Elon Musk y Tesla: promete fabricar miles de autos eléctricos para Sudamérica

Son tiempos de cambio en la industria automotriz y las nuevas tecnologías permiten el ingreso de nuevos jugadores. El ambicioso proyecto de un argentino.

Cuando se habla de autos eléctricos, todo el mundo piensa inmediatamente en Elon Musk y su exitosa empresa Tesla. Sin embargo, ahora un argentino está dispuesto a romper la hegemenía de Musk y avanza con planes para fabricar miles de vehículos en muy pocos años.

Se trata de Miguel Ángel Bravo, fundador de Bravo Motor Company (BMC), entre otras firmas. Este empresario, que tuvo una nutrida trayectoria de proyectos innovadores en la Argentina, se trasladó a los Estados Unidos en 2014 y ahora da pasos firmes para instalar una fábrica de autos eléctricos en Brasil de la que saldrán unas 23.000 unidades en 2024.

De hecho, este mes el Estado de Minas Gerais y la empresa BMC firmaron una carta de intención para la instalación de una planta que producirá vehículos eléctricos y packs de baterías en la región metropolitana de Belo Horizonte.

La inversión estimada para la implementación del llamado «Projeto Colosso» es de 25 billones de reales (más de u$s4.000 millones) y se promete la creación de casi 14.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Miguel Ángel Bravo, el empresario argentino que promete invertir u$s4.000 millones en Brasil.
Miguel Ángel Bravo, el empresario argentino que promete invertir u$s4.000 millones en Brasil.

Entusiasmo en Brasil

«Es un emprendimiento que abre un escenario muy positivo para el futuro. Sabemos que, en las próximas décadas, la industria automovilística se deberá reinventar totalmente, pasando de la motorización actual a los eléctricos», dijo el gobernador Romeu Zema.

Y agregó: «Haremos todo para que esas raíces queden bien consistentes e, independientemente de quién estuviera aquí, que eso prospere al máximo posible. Es un momento único en mi gestión recibir algo tan innovador y que pueda generar tantos cambios positivos en este Estado que amamos tanto».

En tanto, el CEO de Bravo Motor Company Brasil, Eduardo Javier Muñoz, dijo que el potencial de Minas Gerais llevó a la empresa a concentrar allí sus operaciones brasileñas.

«Industrialmente, nuestra estrategia inicial era abrir tres fábricas en Brasil. Una en Minas Gerais, otra en el Sur y otra en el Norte. En diciembre, en nuestra primera visita aquí, entendí enseguida que teníamos que hacer un esfuerzo muy grande y que deberíamos concentrarnos en Minas Gerais. Es muy importante entender que llevamos a Minas Gerais para traer la industria 4.0, la eficiencia y la transparencia aumentadas. Eficiencia aumentada desde el punto de vista de la tecnología emprendedora y transparencia aumentada desde el punto de vista de la implantación e integración de la tecnología y los servicios con la población», explicó.

Fábrica: el clúster de producción
Fábrica: el clúster de producción «Colossus» que Bravo planea construir en Minas Gerais.

¿Cuándo comenzará la producción?

La estimación es que la fábrica de autos eléctricos y packs de batería comience a construirse en junio de este año y que inicie sus operaciones en el año 2023.

La producción estimada para 2024 será de 22.790 vehículos y de 43.750 paquetes de baterías.

El empresario Miguel Ángel Bravo es arquitecto y diseñador. Apasionado por la industria automotriz, fue responsable del diseño del Auto Popular Argentino (A!PA), entre otras iniciativas relacionadas con el mundo automotor.

El A!APA diseñado por Miguel Ángel Bravo.
El A!PA diseñado por Miguel Ángel Bravo.

En pleno despliegue del proyecto, a inicios de la década pasada, Bravo contemplaba la instalación de una planta en la localidad bonaerense de Florencio Varela, que daría empleo directo a 1.000 personas y contaría con una capacidad instalada para fabricar unas 40.000 unidades anuales de ese modelo. Apuntaba a tener un alto contenido de autopartes nacionales (superior al 70%) de la mano de un costo de mantenimiento un 50% menor al de cualquier vehículo fabricado por alguna de las terminales tradicionales.

No obstante, ya para 2012 Bravo enfrentaba dificultades en el ámbito local y comenzó a explorar el mercado de los Estados Unidos, hacia donde finalmente se trasladó.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 10/03, 7:25 am