PUBLICIDAD

¿El plástico tiene los días contados?: Coca-Cola dice que sí con esta innovadora propuesta

La empresa se sumó al proyecto Paper Bottle Project, que busca desarrollar una botella 100% reciclable y biodegradable.

En los últimos años, las marcas han dirigido una mayor parte de sus esfuerzos a la sostenibilidad y el respeto hacia el medio ambiente, sumándose a iniciativas como «Paper Bottle Project«, un proyecto que tiene como objetivo reemplazar el plástico de los envases por materiales de origen vegetal.

Este proyecto está respaldado por compañías como Coca-Cola y Carlsberg. Nace de la colaboración de la empresa de materiales de embalaje de papel BillerudKorsnäs, el fabricante de botellas ALPHA y la empresa holandesa de productos químicos renovables Avantium, que trabajarán para desarrollar plásticos hechos a base de azúcares de origen vegetal en lugar de combustibles fósiles.

Las botellas, que pueden degradarse en un año, tendrán una capa exterior de cartón, que se reforzará con una capa interna de plástico de origen vegetal, tal y como recoge Design Taxi. Incorporarán «PEF», un «polímero 100% a base de plantas y reciclable».

El objetivo del proyecto es lanzar las botellas en 2023

Declaraciones contrarias

El mercado de bebidas se ha consolidado en el mundo, por el interés que los consumidores han encontrado en esta gama de productos, que han hecho sumamente relevante toda una serie de aspectos que van desde el packaging, hasta la fórmula de las bebidas que ofrecen al consumidor.

Dicho esto, el consumo de bebidas se ha convertido como una tendencia de gran valor en el mercado, sobre todo para identificar pautas que ayudan a identificar, qué tendencias tienen que seguirse, debido a que son las exigencias de los consumidores.

Las botellas de plástico son uno de los mayores problemas del mundo.

Las declaraciones de Coca-Cola dan una pista del rumbo que seguirá viéndose en el mercado de consumo de bebidas y lo mucho que están dispuestas estas marcas a seguir tendencias de consumo sustentables.

El consumidor está motivando el uso de botellas de plástico y es así como Coca-Cola culpó al consumidor, que la industria de bebidas, una de las mayores maquiladoras de envases de plástico, siga usando este material en el packaging de sus productos.

Bea Perez, quien es la responsable de sustentabilidad de Coca-Cola, aseguró durante su participación en el Foro Económico Mundial que se lleva a cabo en Davos, Suiza, que el consumidor es el responsable de que Coca-Cola siga usando envases de plástico de un solo uso, porque encuentra que son prácticos para transportar.

Las explicaciones

La sentencia de Perez advirtió que la marca ha tenido que acomodarse a las demandas de los consumidores para ser un negocio, por lo que la idea de seguir usando envases de plástico de un solo uso continuará, sobre todo cuando alternativas como los envases de vidrio o de lata, dejan una importante huella de carbono.

La advertencia de Perez sobre el modelo de negocio de Coca-cola y el packaging es un interesante indicador de lo que seguiremos viendo en esta industria, donde el consumidor sigue siendo el responsable de la contaminación que las marcas provocan, por vender sus populares productos.

Los dichos de Coca-Cola hablan sobre el negocio y su relación con la sustentabilidad.

La jefa de sustentabilidad de Coca-Cola ha dicho que la marca continuará usando botellas de plástico, porque los consumidores pueden volver a cerrar sus botellas de forma hermética y son ligeras de transportar, por lo que hoy en día las marcas de bebidas lo más que han cambiado son campañas de recolección de botellas de PET, para poder tratar todo el plástico que generan con sus modelos de negocio.

El hecho de que Coca-Cola culpe al consumidor de la existencia de botellas de plástico de un solo uso, es un importante indicador de cómo las marcas están asumiendo acciones para adecuarse a los estilos de vida de los consumidores, sin importar el impacto, mientras haya demanda por parte del mercado.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 20/05, 3:51 pm