PUBLICIDAD

El plan millonario de 3M para reducir emisiones y ahorrar agua

Esto será posible gracias a alianzas con un grupo creciente de empresas que se comprometen a reducir las emisiones relacionadas con el cambio climático.

3M Co. planea gastar u$s1.000 millones para llegar a cero emisiones en sus propias operaciones para 2050 y reducir el uso del agua, uniéndose a un grupo creciente de empresas que se comprometen a reducir las emisiones relacionadas con el cambio climático.

Alcanzar este objetivo significaría eliminar los aproximadamente 4 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono emitidos por más de 200 plantas de fabricación y otras ubicaciones a nivel mundial en el 2019, además de otros 1,3 millones de toneladas métricas vinculados a la energía comprada por la compañía.

Combinadas, esas emisiones son aproximadamente equivalentes a las emisiones de gases de efecto invernadero de casi 1,2 millones de automóviles de pasajeros.

El director ejecutivo, Mike Roman, dijo que 3M financiará tanto las emisiones como los proyectos relacionados con el agua, con los costos divididos en partes iguales entre los gastos de capital y los gastos operativos necesarios para producir reducciones reales en sus sitios. Nada de los US$1,000 millones en gasto se destinará a compensaciones de carbono, dijo en una entrevista.

“Nuestro enfoque ha sido poner en marcha los planes, realizar las inversiones y comprometernos con la ingeniería y la tecnología que se necesitará para reducir las curvas”, dijo Roman.

El anuncio se produce en un momento en que las corporaciones enfrentan una creciente presión global de inversionistas y Gobiernos para lograr emisiones de carbono netas cero y evitar los peores efectos del cambio climático.

Varias empresas, como Apple Inc. y gigantes petroleros como BP Plc se han fijado un camino para lograr la neutralidad de carbono en las próximas décadas. Sin embargo, estas compañías están abordando todas las emisiones vinculadas a la compañía.

El plan de 3M no abarca las emisiones indirectas vinculadas a su oferta o por los clientes que utilizan sus productos, que representan gran parte de las emisiones totales de carbono de 3M, como es el caso de muchas empresas. Esas emisiones totalizaron 8,9 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono en el 2019, según el informe de sostenibilidad más reciente de la compañía con sede en St. Paul, Minnesota.

Los US$1,000 millones destinados a la iniciativa se gastarán en las próximas dos décadas, gran parte de la suma en los primeros años para lograr el objetivo provisional de reducir las emisiones de carbono a la mitad y también el uso del agua en 25% para 2030, dijo Roman.

La promesa de neutralidad de carbono de 3M se aplica a las llamadas emisiones de Alcance 1, que son producidas directamente por las instalaciones de la compañía, y de Alcance 2, o emisiones indirectas relacionadas con la compra de electricidad.

5 tendencias

  • Avances tecnológicos: la tecnología ha sido durante mucho tiempo un indicador del avance humano. Hoy en día, la próxima revolución tecnológica se encuentra en marcha, y el mundo se ha apresurado para adaptarse a su creciente velocidad de desarrollo.
    La disrupción se ha convertido en la nueva normalidad, misma que impulsa un cambio implacable. Las consecuencias -no intencionales- del progreso técnico continuarán acelerándose y atrayendo mayor escrutinio por parte de los gobiernos y el público; y mantenerse a la vanguardia en este entorno, requerirá de agilidad, previsión y coraje.
  • Cambio climático y recursos: los cambios disruptivos en el medio ambiente están suscitando preocupaciones sobre la salud futura del planeta y de sus habitantes. Ahora, la inversión en energías alternativas continuará en aumento, pero la prevención del cambio climático se está viendo disminuido, mientras que la adaptación se convierte en el nuevo enfoque.
    Ahora, garantizar el acceso al aire limpio, agua potable y alimentos aptos para el consumo, es una prioridad creciente para los gobiernos, pero la gestión de residuos está afectando a los países desarrollados.
Las fuentes de energías renovables presentan una gran oportunidad para las empresas y gobiernos.
  • Cambios demográficos y sociales: la relación de las personas con la sociedad y el gobierno están evolucionando a diferentes ritmos, y de diferentes formas en todo el mundo, pero aún surgen tendencias comunes. Las ciudades continúan atrayendo a un mayor número de personas, y el trabajo requerirá de nuevas habilidades.
    Actualmente, las plantillas laborales se están volviendo más inseguras a medida que las tecnologías comienzan a desplazar a los trabajadores, y los gobiernos han comenzado a reconocer la insostenibilidad de sus redes en términos de seguridad social.
  • Equilibrando al mundo: la influencia puede presentarse de distintas formas como son las crisis o eventos, pero también puede desarrollarse con el tiempo. Ahora, el mundo entra a una década de cambios geopolíticos y económicos, que permitirá equilibrar los poderes y las influencias. Los órganos rectores internacionales están experimentando niveles crecientes de luchas internas e ineficacia.
  • El crecimiento del individuo: la creciente influencia de los individuos está transformando las economías y las sociedades. Bajo este contexto, las demandas de personalización y las cambiantes expectativas corporativas han ejercido cierta presión de adaptación, que ha dejado a muchas empresas vulnerables a la interrupción de nuevas tecnologías y modelos comerciales.
    Asimismo, la creciente fuerza de las voces digitales ha empoderado a las masas para buscar un cambio y exigir más de quienes les sirven: pero a su vez, estas herramientas digitales muestran un doble filo, y la sociedad se enfrenta a un daño que muchos llaman “guerra a la verdad.»

“Esta publicación representa el resultado de un esfuerzo de investigación para comprender lo que se viene para el mundo y la sociedad en el corto y mediano plazo. La revolución tecnológica, el cambio climático, o el empoderamiento del individuo gracias a las redes sociales, son temas fundamentales que deben ser conocidos y comprendidos por gobiernos y empresas para tomar las mejores decisiones y diseñar sus estrategias”, comentó Jonathan Deeringm.

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 17/02, 2:30 pm