PUBLICIDAD
Alimentos

Cómo impactan las altas temperaturas en Argentina por el cambio climático en la sequía

En los últimos meses, el país ha sufrido una serie de olas de calor que obligó a realizar dramáticos recortes en las previsiones de soja, maíz y trigo.

Distintos científicos nucleados en la World Weather Attribution (WWA), afirmaron que las temperaturas extremas en Argentina provocadas por el calentamiento global exacerbaron el impacto de una sequía en la producción agrícola.

En los últimos meses, el país ha sufrido una serie de olas de calor que obligó a realizar dramáticos recortes en las previsiones de soja, maíz y trigo.

Argentina, un proveedor mundial clave de alimentos, en los últimos meses ha sufrido una serie de olas de calor que, sumado a la prolongada falta de agua, ha obligado a analistas a realizar dramáticos recortes en los principales cultivos del país.

//Mirá también: ONU afirma que Buenos Aires y otras ciudades están en riesgo de desaparecer

Si bien la escasez de agua se explica por la presencia del fenómeno climático La Niña, un enfriamiento del Pacífico ecuatorial que recorta las lluvias en partes de Argentina, científicos de la WWA dijeron que las temperaturas extremas son producto del calentamiento global.

«La región está experimentando olas de calor intensas, las cuales el cambio climático ha incrementado en frecuencia, intensidad y duración», señaló en un comunicado la WWA.

Además, agregaron que los científicos encontraron que el cambio climático provocado por el hombre hizo que en diciembre sea 60 veces más probable la presencia de temperaturas extremas.

Por otro lado, la última semana gran parte del área agrícola de Argentina sufrió una nueva ola de calor que duró varios días y que consumió rápidamente precipitaciones que habían caído a finales de enero y febrero en lugares donde más se necesita el agua.

«Temperaturas más altas en la región a fines del 2022, que han sido atribuidas al cambio climático, recortaron la oferta de agua en los modelos, indicando que el cambio climático probablemente redujo la disponibilidad de agua durante este período, agudizando la sequía agrícola», explicó la WWA.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, pero la semana pasada la Bolsa de Comercio de Rosario redujo su estimación de cosecha del grano a 34,5 millones de toneladas, la cifra más baja en 14 años, debido al impacto de la sequía.

Fuente: Reuters

PUBLICIDAD
Fecha de publicación: 16/02, 1:47 pm